16
MAR
2016

Decreto de Prescripción: Sigue el día a día de una traición sin precedentes.

900 500 00 Teléfono Azul de la Enfermería: Resuelve las dudas sobre el RD Prescripción 
  • Ene-17: La ministra intenta camuflar la traición del PP a la prescripción enfermera como un “conflicto entre profesiones”

    La ministra intenta camuflar la traición del PP a la prescripción enfermera como un “conflicto entre profesiones”

     “El problema de la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios por parte de los enfermeros se trata de un desencuentro entre profesiones sanitarios que ha de subsanarse mediante el diálogo y el acercamiento de posiciones entre ellas. El Real Decreto 945/2015 continúa vigente”. Así de tajante se ha mostrado la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ante la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado celebrada este jueves. Montserrat, que en su discurso inicial frente a los senadores ha evitado hablar del conflicto creado por el Partido Popular con la enfermería, se ha visto obligada finalmente a contestar a las críticas del resto de grupos parlamentarios sobre esta norma.

    “No ha citado en su discurso la problemática que los enfermeros tienen por la actual normativa y le pedimos que la modifique para adecuarlo a la Ley del Medicamento, a lo que planteó el Consejo Interterritorial en su momento y al dictamen del Consejo de Estado”, le ha reprobado José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista.

    La ministra ha echado balones fuera y ha repetido hasta en dos ocasiones que el único problema era de comunicación entre médicos y enfermeros. “Como Ministerio ofrecemos el Foro Profesional como escenario para promover el entendimiento entre las profesiones”, ha subrayado en su segunda intervención.

    Al igual que Olmos, la portavoz del Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana, Anna Azamar, también ha reprochado el trato que se la ha dado a los enfermeros desde el Gobierno. “El señor Alfonso Alonso traicionó a toda la profesión enfermera de este país con la aprobación de este Real Decreto. ¿Piensa que se puede ofrecer una atención sanitaria de calidad si, además de los recortes sanitarios, limitan las acciones de un colectivo como la enfermería?”, le ha preguntado Azamar.

    Asimismo, la portavoz del grupo parlamentario Vasco, Nerea Ahedo, y la de Unidos Podemos-En Comú Podem, María Concepción Palencia, le han recordado la necesidad de derogar el decreto y poner una solución al problema.

    A pesar de que prácticamente todos los grupos le han recordado esta situación, ella ha preferido no anunciar una solución concreta y se ha limitado a remarcar que el Ministerio “ya ha expedido unas 300 acreditaciones para el uso de la competencia en el ámbito de los cuidados generales”

    Ángel M. Gregoris – CGE

  • 30-Nov-16: La Justicia nos da la razón: Tu Consejería no puede obligarte a saltarte la ley

    Un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Vitoria-Gasteiz ha acordado la suspensión cautelar de la Instrucción del Servicio Vasco de Salud, por la que se ha venido obligando a los enfermeros a vacunar a la población sin necesidad de exigir una prescripción médica previa.Tal y como advierte el fallo judicial, una instrucción es una mera orden de servicio y no se puede pretender que la administración de vacunas no se vea afectada por un ordenamiento jurídico superior como es el caso del Real Decreto que regula la prescripción enfermera.

    La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por SATSE y el CGE, celebra que la Justicia refrende lo que venía advirtiendo desde la aprobación del Real Decreto. La Mesa ha denunciado hasta la saciedad que desde las consejerías autonómicas de Sanidad no se estaba informando correctamente a sus profesionales enfermeros al decirles que debían administrar las vacunas sin la prescripción médica previa y podían hacerlo sin problemas, pues existía un respaldo legal.

    Sólo si se modifica el Real Decreto de prescripción enfermera, las enfermeras podrán gozar de seguridad jurídica en sus actos cotidianos relacionados con medicamentos.

    El texto normativo en vigor, al que todos los grupos políticos salvo el PP se oponen, convierte en “ilegales” actuaciones cotidianas que garantizan el correcto y normal funcionamiento del sistema sanitario y la colaboración entre los distintos profesionales.

    Grave inseguridad

    Añade el Magistrado que la Instrucción dictada por el Servicio Vasco de Salud produce una gran inseguridad jurídica en lo relativo a las competencias profesionales del personal de enfermería en todo lo relativo a la prescripción o dispensa de medicamentos inmunológicos (vacunas).

    También asegura que la suspensión de la Instrucción no causará perjuicios a los pacientes y si lo que pretende el Real Decreto es acentuar las garantías en su tratamiento, la suspensión cautelar de la Instrucción “garantizará una mejor asistencia al mediar en la vacunación la supervisión por el personal prescriptor que es, en definitiva, quien instruye el tratamiento”.

    Esta estratagema no sólo es propia del Servicio Vasco de Salud, sino de todas las comunidades autónomas. Los Servicios Regionales de Salud han emitido comunicaciones y/o instrucciones similares, que olvidan que las vacunas son medicamentos sujetos a prescripción médica y que el Real Decreto impide prescribir:

    Sin indicación médica. Una enfermera no puede usar e indicar fármacos sujetos a prescripción médica, de forma autónoma, sin que antes el médico diagnostique y prescriba.
    Sin acreditación. La inmensa mayoría de profesionales de la Enfermería no están acreditados, en la actualidad, por el Ministerio de Sanidad para prescribir.
    Sin protocolos. No hay protocolos ni guías de práctica clínica validados con arreglo a lo que exige el RD que permitan la prescripción enfermera.
    El auto corrobora que no se puede obligar a la Enfermería a vacunar si no existe esa prescripción del médico. De lo contrario, el profesional enfermero estará realizando una actividad que es competencia de otro profesional, según lo establecido en el RD, o lo que es lo mismo, podría estar cometiendo “intrusismo profesional”

  • 05-Oct-16: No te la juegues en la campaña de vacunación gripal

    Ante la inminente campaña de vacunación antigripal 2016 y en relación con lo establecido en el RD 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, la Mesa de la Profesión Enfermera, constituida por el Sindicato de Enfermería SATSE y el Consejo General de Enfermería, recuerda que:

    La vacuna antigripal es un medicamento de uso humano de prescripción médica, clasificado por la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) y en base al art. 2 del RDL1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.
    El RD 954/2015 establece en su art. 3 que, para que un enfermero pueda realizar la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos de uso humano sujetos a prescripción médica debe cumplirse que:

    El enfermero (tanto el responsable de cuidados generales como el especialista) deberá ser titular de la correspondiente acreditación emitida por la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
    Una vez el enfermero esté acreditado, será necesario que el médico haya determinado previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir, validado conforme a lo establecido en el artículo 6 (del RD 954/2015).
    Asimismo, el seguimiento de la persona vacunada deberá ser realizado por el profesional que realizó la prescripción (es decir, el médico) conforme a lo establecido igualmente en el art. 3 del RD 954/2015: “Será en el marco de dicha guía o protocolo en el que deberán realizarse aquellas actuaciones, las cuales serán objeto de seguimiento por parte del profesional sanitario que lo haya determinado a los efectos de su adecuación al mismo, así como de la seguridad del proceso y de la efectividad conseguida por el tratamiento”.
    Por tanto, estando plenamente en vigor el RD 954/2015, la administración de la vacuna de la gripe no deberá realizarse si previamente no existe una prescripción del médico y una determinación del protocolo a seguir.

    De lo contrario el profesional enfermero estará realizando una actividad que es competencia de otro profesional (según lo establecido en el Real Decreto) o lo que es lo mismo, podría estar cometiendo intrusismo profesional.

    Asimismo, es preciso recordar que dicha prescripción médica debe quedar convenientemente registrada en la historia clínica del paciente.

    De este modo, debido a la inactividad del Gobierno y los grupos políticos ante la necesaria modificación del RD 954/2015 de prescripción enfermera con arreglo al texto negociado por la Mesa de la Profesión Enfermera, y siendo conscientes de que los Servicios Regionales de Salud han emitido comunicaciones y/o instrucciones para que los enfermeros realicen la administración de la vacuna antigripal, aun incumpliendo los requisitos establecidos en el RD, instamos a que los profesionales de enfermería que deban participar en la Campaña de Vacunación antigripal, con el fin de evitar cualquier tipo de sanción o apertura de expediente administrativo, se dirijan mediante este escrito a sus superiores jerárquicos solicitando se les comunique también por escrito la instrucción concreta a seguir para proceder a la administración de la vacuna antigripal, aun no cumpliéndose los requisitos establecidos legalmente en el RD954/2015.

    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera somos conscientes de que la aplicación del RD954/2015 en relación a determinados apartados puede suponer un importante perjuicio para los ciudadanos, los pacientes, y el Sistema Sanitario en su conjunto, achacable únicamente al Gobierno, porque realmente la colaboración tan necesaria entre el médico y los profesionales de enfermería, que venía realizándose sin problemas y con apoyo de todos los colectivos profesionales, ha quedado vetada con este RD, y por tanto es el profesional prescriptor – en este caso el médico – quien debe asumir dicha responsabilidad.

 

Vídeo 1:

Prescripción Enfermera a nivel Estatal

Vídeo 2:

¿Cómo afecta el R.D. de Enfermería en Andalucía?

Vídeo 3:

¿Cuál es la situación actual?<

Vídeo 4:

Diferencia entre el decreto andaluz y el estatal.

Vídeo 5:

Los profesionales preguntan

Vídeo 6:

¿Cubre el seguro de RC el intrusismo profesional?

Informe jurídico sobre el comunicado del DIRECTOR GERENTE DEL SAS en relación con la publicación del RD 954/2015 (Ver Informe)
Escrito a presentar por los profesionales de enfermería a la Gerencia del Centro (Descargar)
   (Presentar por duplicado en el Registro del Centro y quedándonos con una copia sellada)
* Zurich (la aseguradora que cubre la Responsabilidad Civil tanto a la Organización Colegial como al SAS) nos remite esta carta explicando que no están cubiertas por la póliza aquellas responsabilidades profesionales que provengan de actuaciones realizadas de forma deliberada a pesar de su prohibición por las normas legales que rigen el ejercicio de la enfermería incluyendo el mencionado Real Decreto.
Al Señor Gerente del Servicio Andaluz de Salud:
1. ¿Por qué engaña a sus trabajadores cuando afirma que el SAS asumirá la Responsabilidad Civil cuando, como bien sabe, la póliza que tiene suscrita el SAS con Zurich expresamente excluye la cobertura de los daños causados por actuar en contra de las leyes y reglamentos de aplicación general?
2. ¿Por qué dedica también en su comunicado otro apartado a anunciar eventuales acciones judiciales contra el RD 954/2015 si el mismo no afecta en nada a la normativa andaluza y al diario desempeño profesional de los enfermeros y enfermeras de nuestra comunidad?
3. ¿Por qué si todo es conforme a derecho en Andalucía, en sus escritos insiste en la necesidad de adecuar la acreditación andaluza de los profesionales de enfermería a las exigencias contenidas en el RD 954/2015 y, también en términos análogos, se refiere a los protocolos existentes en el SAS señalando, con una nueva contradicción, que para su validez precisan la ratificación por los órganos competentes del Ministerio de Sanidad y su posterior publicación en el BOE?
¿Es justo confundir deliberadamente a los profesionales de enfermería que de forma abnegada prestan su servicio a los ciudadanos?
¿Es justo poner en peligro la integridad legal de sus profesionales induciéndolos a una situación de inseguridad jurídica?
¿A quién quiere usted confundir? 

 

  • 26-Abr: El ministro desoye a las autonomías y se ratifica en el RD de prescripción

    El ministro desoye a las autonomías y se ratifica en el RD de prescripción

    Contra el criterio de hasta doce comunidades autónomas, el ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, ha ignorado en el Consejo Interterritorial las reiteradas peticiones para derogar el Real Decreto de prescripción enfermera por el claro perjuicio que genera a los profesionales y por fomentar el enfrentamiento entre médicos y enfermeros.

    El Gobierno del PP, que aprobó la normativa a última hora rompiendo lo pactado con la enfermería, persiste así en su empeño de atar de pies y manos a la enfermería en sus decisiones sobre fármacos que manejan a diario. En un Consejo Interterritorial con decenas de puntos y no exclusivo sobre el problema, como se le pedía desde hace meses, el ministro se ha mostrado “contumaz” –es decir, persistente en el error, como lo ha definido el responsable de Sanidad extremeño- y asegura estar “convencido de lo que hemos hecho y no derogar, por tanto, el decreto”.

    Sin embargo, la imaginativa solución que propone para acercar posturas con enfermeros, médicos y comunidades que se oponen a la norma –que son mayoría- es convocar ahora al Foro de las Profesiones Sanitarias. Preguntado en la rueda de prensa posterior a la reunión sobre por qué no había dado ese paso antes de cambiar unilateralmente el punto más crítico del RD y romper con lo pactado con la enfermería, Alonso se ha limitado a expresar con tono irónico que “la vida sigue igual, hay que seguir el camino, no romper lo ya hecho…” para acto seguido reconocer que no se va a cambiar nada porque en estos momentos ya no hay capacidad política para hacerlo (con el Gobierno en funciones)”. Y no obstante, ha insistido –sin dejar espacio alguno a la autocrítica- en que, en cualquier caso, “no soy partidario de derogar el decreto y, además estoy convencido de que lo que hecho lo he hecho bien”.

    Pocos ven sentido a reunirse en este momento con los profesionales si, como ha expresado, no es partidario de modificar su postura ni un ápice. Según han declarado algunos consejeros, a lo largo de la reunión le han manifestado al titular de Sanidad la poca viabilidad de esa salida, sobre todo cuando hay dos partes enfrentadas entre sí.

    Niega la realidad

    El ministro también ha negado lo que es una realidad expresada por varias autonomías como la de que si la situación no se revierte, desarrollarán su propio RD de prescripción enfermera. Una situación que supondría un caos para un Sistema Nacional de Salud supuestamente equitativo y universal. Andalucía ya lo tenía y otras regiones como Cataluña o Navarra caminan con firmeza hacia ese objetivo. Sin embargo, Alonso niega la mayor y asegura que “ningún consejero quiere hacer eso”.

    Tras las declaraciones del ministro, la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el sindicato SATSE, ha anunciado para las próximas horas una respuesta contundente a la postura hermética del Gobierno.

    David Ruipérez

  • 16-Mar: La póliza de responsabilidad civil no cubre el incumplimiento del decreto de prescripción

    La póliza de responsabilidad civil no cubre el incumplimiento del decreto de prescripción

    GEMA ROMERO.- El Consejo General de Enfermería lo ha advertido en numerosas ocasiones. “No se puede incumplir el Real Decreto de prescripción enfermera aprobado por el Gobierno del PP pues los enfermeros pueden ser denunciados por un presunto delito de intrusismo profesional por realizar actuaciones que invaden las competencias de otra profesión y que la normativa expresamente no les habilita para realizar, como es usar, indicar o administrar cualquier medicamento sujeto a prescripción médica sin contar el diagnóstico y la prescripción previos del médico con la indicación del protocolo a seguir. Además, su actuación quedaría fuera de la póliza de responsabilidad civil en caso de que se produzca cualquier tipo de siniestro”. Este extremo ha sido confirmado por la propia aseguradora del CGE, Zurich.

    El Consejo General de Enfermería remitió una carta a la compañía con la que tiene contratado el seguro de responsabilidad civil solicitando su criterio al respecto. En la misiva de respuesta a la que ha tenido acceso DIARIO ENFERMERO Zurich señala que “con carácter general los seguros de responsabilidad civil profesional cubren los daños y perjuicios consecuenciales derivados de errores u omisiones en lo que haya mediado culpa o negligencia del Asegurado en el ejercicio de su profesión, tal y como dicha profesión venga regulada en la legislación y la reglamentación vigente”.

    De hecho, tal y como afirman “la póliza excluye, en el artículo 5.1.8, las responsabilidades derivadas de la inobservancia dolosa de las disposiciones legales relacionadas con el riesgo asegurado”. De tal manera que, como explican de forma categórica, desde la aseguradora “consideramos que cualquier responsabilidad profesional que provenga de una actuación realizada de forma deliberada a pesar de su prohibición por las disposiciones legales y reglamentarias que rigen la profesión de enfermeros/as, no quedaría amparada por las coberturas de esta póliza”.

    Riesgo asegurado

    Tal y como consta en descripción del riesgo asegurado por Zurich, lo que cubre esta compañía es la “responsabilidad civil profesional de los colegiados en el ejercicio de su actividad como enfermeros responsables de cuidados generales y como enfermeros especialistas, tal y como se define, entre otras normas, en las Directivas Europeas y en la Ley de Ordenación de las profesiones sanitarias y en la vigente Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios y en el Real Decreto 954/2015 de 23 de Octubre, por el que se regula la indicación uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, que motiva su adscripción a cualquier Colegio Oficial de Enfermería de España”

  • 01-Mar: Teléfono Azul de la Enfermería resolverá las dudas sobre el RD de prescripción

    El Teléfono Azul de la Enfermería resolverá las dudas sobre el RD de prescripción

    El Consejo General de Enfermería ha habilitado el Teléfono Azul de la Enfermería (902 500 000) para resolver las posibles dudas que puedan surgir sobre la aplicación del Real Decreto de prescripción enfermera. De lunes a jueves se podrá llamar de 9 a 14 horas y de 15 a 18 horas, y los viernes de 9 a 15 horas.

    Al personal que atiende este número le han facilitado toda la información necesaria para atender las dudas más comunes en torno a este Real Decreto. En cualquier caso, como explica José Luis Cobos, asesor del Consejo General de Enfermería, “tanto el gabinete de estudios como la asesoría jurídica están en permanente contacto con el call-center, por lo que si no pueden resolver alguna cuestión, tienen la posibilidad de remitir la llamada a cualquiera de estos departamentos”.

  • 26-Feb: Ciudadanos pide en el Congreso que se paralice el decreto que impide prescribir medicamentos a enfermeros

    Ciudadanos pide en el Congreso que se paralice el decreto que impide prescribir medicamentos a enfermeros
    Ciudadanos ha reclamado en el Congreso que se derogue o paralice el decreto que impide a los enfermeros prescribir medicamentos “por las graves consecuencias que puede tener la aplicación del mismo sobre la atención a la salud de los ciudadanos”, según consta en una proposición no de ley que ha registrado en la Cámara Baja.
    Así, el partido naranja explica que la entrada en vigor de esta norma establece que los profesionales de enfermería no pueden usar, ni indicar, un fármaco sujeto a prescripción médica si el médico no ha determinado previamente el diagnóstico y ha realizado la correspondiente prescripción para cada paciente. Además, alerta de que, a fecha de hoy, no se cuenta con protocolos o guías de práctica clínica y asistencial aprobados a nivel nacional y publicados en el Boletín Oficial del Estado.
    Afecta a situaciones asistenciales
    Es más, sostiene que la vigencia de decreto afecta “directamente” a situaciones asistenciales como la administración de vacunas o protocolo de vacunación, la atención de las matronas en los partos de forma autónoma, el uso de cremas para curar heridas, quemaduras o úlceras por presión, la regulación de medicación a los pacientes crónicos en las consultas, entre otras.
    La formación que lidera Albert Rivera señala que este decreto supone un “grave perjuicio” para todos los ciudadanos, los pacientes y el sistema sanitario en su conjunto, generando además una situación de incertidumbre e inseguridad jurídica para el personal de enfermería.
    “El decreto fue modificado unilateralmente por el Ministerio de Sanidad en contra de lo que estaba consensuado con la Mesa de la Profesión enfermería y en contra de todos los consejeros de Sanidad que habían dado su aprobación (en concreto un total de 12 comunidades) y el rechazo en bloque de todos los partidos de la oposición (PSOE, C’s, Podemos, IU y UPyD)”, señala en la argumentación de la iniciativa.
    Hay que convocar un CISNS de forma urgente
    Por ello, exige también que se retomen las negociaciones con los representantes de la profesión médica y de enfermería, a través del Ministerio de Sanidad, ampliando la interlocución a todos los actores del Sistema Sanitario Español, y asociaciones de pacientes con el objetivo de armonizar y garantizar la seguridad jurídica del trabajo diario del personal sanitario no facultativo.
    Otra de sus peticiones en esta iniciativa es convocar una sesión extraordinaria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con el fin de restablecer el consenso “roto” sobre este asunto por el Ministerio de Sanidad.
    Europa Press
  • 22-Feb: 12 Claves del Real Decreto de Prescripción

    12 claves del Real Decreto de prescripción enfermera

    GEMA ROMERO.- Tras la entrada en vigor del Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, estos ya no pueden usar ni indicar a ningún paciente medicamentos sujetos a prescripción médica si no está diagnosticado y prescrito previamente por el médico y por tanto escrito así en la historia clínica del paciente o en otros documentos sanitarios que tengan validez legal. Según el artículo 3.2, es el médico en todos los casos el que debe haber “determinado previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir”.
    Entonces, ¿cómo debe actuar un enfermero ante esta situación? Repasamos en esta guía rápida las principales dudas que se pueden presentar.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1 1.- ¿Qué puedo hacer si no tengo la acreditación para prescribir?
    La acreditación es obligatoria para todos los enfermeros, tanto para los medicamentos de prescripción médica como los que no la precisan y para los productos sanitarios.
    En todos los casos, si los enfermeros no están acreditados sólo pueden administrar lo pautado por el médico.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 12.- ¿Qué se debe hacer en caso de urgencia vital?
    En el caso de que peligre la vida del paciente, el enfermero debería intervenir y emplear los fármacos, sujetos o no sujetos a prescripción médica así como los productos sanitarios necesarios en cualquier circunstancia, dejando constancia por escrito tanto de la urgencia vital como de las actuaciones realizadas. De esta forma se evitaría que se le pueda imputar por un delito de “omisión del deber de socorro”.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1 3.- ¿Cómo sé si un medicamento está sujeto a prescripción médica?
    La Agencia Española del Medicamento dispone de una aplicación en su página web que permite conocer qué medicamentos son de prescripción médica y cuáles no.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1
    4.- ¿Puedo prescribir de forma autónoma un medicamento NO sujeto a prescripción médica?
    Autónomamente SÍ, pero previamente los enfermeros “deberán ser titulares de la correspondiente acreditación emitida por la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad conforme a lo establecido en este Real Decreto”.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1 5.- ¿Puedo usar, indicar o autorizar la dispensación de un medicamento sujeto a prescripción médica?
    Autónomamente NO. Es necesario el diagnóstico y la prescripción del médico con la indicación del protocolo a seguir. El médico debe emitir una prescripción por escrito, bien en la historia clínica del paciente o en cualquier otro documento sanitario que tenga validez legal, siempre y cuando el enfermero sea titular de la correspondiente acreditación emitida por la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad conforme a lo establecido en este Real Decreto. Estas actuaciones “serán objeto de seguimiento por parte del profesional sanitario que lo haya determinado (el médico)”.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 16.- ¿Qué sucede si el médico emite una orden verbal?
    Si el enfermero acepta la orden verbal debe asegurarse de que queda constancia por escrito en la historia clínica del paciente, aportando testigos, buscando dejar prueba de dicha orden. Si bien, al amparo de la normativa vigente deberían negarse a acatar órdenes verbales, presentando un escrito ante la dirección de enfermería/gerencia del centro correspondiente, que no debería imponerles sanción disciplinaria alguna, ya que están cumpliendo la normativa.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1 7.- ¿Y si no hay médico disponible?
    En las visitas domiciliarias, en los servicios de prevención de riesgos laborales o en cualquier otro donde no haya un médico, en caso de no existir urgencia vital el enfermero debe indicar al paciente que es preciso que acuda a su médico para el diagnóstico y la prescripción previas en caso de medicamentos sujetos a prescripción médica, pues de lo contrario el enfermero estaría incurriendo en un presunto delito de intrusismo.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 18.- ¿Qué sucede si empleo fármacos de prescripción médica, como hacía hasta ahora, incumpliendo el Real Decreto?
    Los enfermeros pueden ser denunciados por un presunto delito de intrusismo profesional por realizar actuaciones que invaden las competencias de otra profesión y que la normativa expresamente no les habilita para realizar. Además, su actuación quedaría fuera de la póliza de responsabilidad civil en caso de que se produzca cualquier tipo de siniestro.
    También supone ir en contra del código deontológico, lo que puede conllevar la inhabilitación profesional.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1 9.- ¿Se pueden seguir empleando los protocolos existentes: vacunación, los de las unidades…
    En el Real Decreto se establece que todos los protocolos deben ser elaborados por la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo
    Interterritorial, validados por la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y publicados en el BOE.
    Hasta la fecha ningún protocolo ha pasado estos trámites.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 110.- ¿El Real Decreto afecta a todos los enfermeros?
    El decreto excepciona algunas situaciones: Los enfermeros de las Fuerzas Armadas se regirán por una normativa propia que todavía está pendiente de desarrollar.
    Por otro lado, las enfermeras especialistas en enfermería obstétrico-ginecológica, las matronas, deben contar con la acreditación que establece el Real Decreto, pero por aplicación de la directiva de cualifacaciones profesionales están habilitadas para “el diagnóstico, supervisión, asistencia del embarazo, parto, postparto y atención del recién nacido normal, mediante los medios técnicos y clínicos adecuados”. Dado que no está claro cómo deben actuar, desde el Consejo General de Enfermería se ha cursado una consulta al Ministerio para su aclaración.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 1 11.- ¿Y las enfermeras andaluzas,  que tienen normativa propia?
    También deben regirse por el Real Decreto de prescripción enfermera aprobado por el Gobierno central. La única distinción es que se les aplica el punto 3 de la disposición transitoria única, por lo que tienen acceso directo a la acreditación del Ministerio de Sanidad.
    Revista 224 pag.1-54.qxp_MaquetaciÛn 112.- ¿Qué puedo hacer si me presionan o amenazan para que incumpla el Real Decreto?
    Ante cualquier presión amenaza para ir en contra de lo establecido por la normativa, los enfermeros deben denunciarlo de forma inmediata ante el delegado del Satse del centro correspondiente y en el respectivo colegio profesional.

    Más información

    Ante cualquier duda o problema consulta en la asesoría jurídica de tu colegio provincial.

    Escrito gerente

    Descarga el escrito para el gerente del centro

    Descarga el escrito para dirigir a la dirección de Enfermería

    Descarga el escrito para dirigir a la dirección de Enfermería

  • 17-Feb: El PSOE presenta una Proposición no de Ley en el Congreso para derogar el RD de prescripción enfermera

    El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha presentado una Proposición no de Ley para derogar el Real Decreto de Prescripción Enfermera, una norma aprobada con cambios de última hora por el Gobierno del Partido Popular y que está generando un importante conflicto entre los profesionales sanitarios y un perjuicio para el paciente y el sistema sanitario en su conjunto.

    En su exposición de motivos, la Proposición no de Ley asegura que el Decreto, aprobado en Consejo de Ministros el pasado 23 de octubre, “para regular la indicación, uso y autorización de la dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de las enfermeras” no ha cumplido su función como desarrollo de los establecido en la Ley del Medicamento y “lejos de avanzar hacia los objetivos citados, ha producido un rechazo generalizado, polémica, y malestar entre los profesionales, así como inseguridad jurídica. Todo ellos está teniendo consecuencias indeseables en el funcionamiento del sistema sanitario.

    Por otra parte, el PSOE añade que “un elevado número de Comunidades Autónomas entiende que el Estado está conculcando atribuciones que tienen reconocidas en materia de formación continuada y acreditación, lo que complica aún más la situación”, cuestión matizada por la Mesa de la Profesión Enfermera que entiende que es necesaria una regulación común de la prescripción enfermera para todo el Estado que garantice unos criterios básicos comunes, sin que ello suponga una invasión de competencias autonómicas.

    El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en materia de Sanidad, Jesús María Fernández, asegura que “este Real Decreto es una muestra más de la falta de legislación vinculada a la realidad y de improvisación en algo tan importante como es el uso de medicamentos por parte de los profesionales sanitarios. Ha generado mucho malestar y conflictividad entre los profesionales y eso es lo último que el Ministerio de Sanidad debe propiciar. Con esta Proposición no de Ley esperamos que el Ministerio se haga eco de esta solicitud y que se acabe redactando una nueva norma con el actual o con el próximo Gobierno de España”.

    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera –integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE-, se ha valorado muy positivamente la sensibilidad mostrada por el PSOE en esta materia. “Este decreto está causando graves problemas al sistema sanitario, con enfrentamiento entre los profesionales y con unos usuarios que se sienten perjudicados con esta regulación”, afirma Florentino Pérez Raya, vicepresidente del Consejo General de Enfermería.

    Por su parte, el secretario general de Acción Sindical de SATSE, Rafael Reig, ha recalcado que “no se trata de volver al punto inicial del Real Decreto de prescripción enfermera, ya que ha costado muchos años de negociación hasta lograr el consenso que se plasmó en la Ley del Medicamento y en el texto del RD original.

    El Partido Socialista está abierto a modificar, entre otras, el conflictivo artículo 3.2 para introducir un poco del sentido común que se perdió en el día a día de la asistencia sanitaria desde el momento que el RD entró en vigor”.

    Cabe recordar que ese punto de la normativa fue alterado a última hora por el Gobierno del Partido Popular dando un giro de 180 grados con lo pactado durante meses con las organizaciones enfermeras y dejando sin sentido aquello que pretendía regular, pues en lugar de legislar sobre actos cotidianos y decisiones en materia de fármacos que llevaba a cabo la enfermería estos se declaran ilegales, ya que –establece el mencionado artículo- que “tanto para el uso como para la indicación y autorización de la dispensación de medicamentos de prescripción médica por parte de los enfermeros resulta imprescindible que el médico realice un diagnóstico, prescriba el medicamento, elija el protocolo y posteriormente realice un seguimiento continuado de la aplicación de dicho protocolo”.

  • 05-Feb: El Supremo confirma que el decreto de prescripción debe aplicarse a rajatabla

    El Supremo confirma que el decreto de prescripción debe aplicarse a rajatabla

    La dos entidades que componen la Mesa de la Profesión Enfermera (Consejo General de Enfermería y SATSE) en sendos recursos presentados ante el Supremo, habían solicitado la suspensión cautelar del artículo 3.2 alegando las importantísimas y nefastas consecuencias que está suponiendo la entrada en vigor del Real Decreto en diversos ámbitos: el deterioro y retraso en detrimento en la calidad en la atención a los pacientes; los inevitables conflictos entre profesionales; y la grave merma y menoscabo y restricción de los derechos y las competencias que los enfermeros ostentan por atribución legal del Artículo 79.1 de la Ley del Medicamento.
    Consecuencias que vienen confirmándose por las distintas manifestaciones publicas en contra del Real Decreto realizadas por las CC.AA, sindicatos médicos y asociaciones y sociedades científicas de médicos.
    Sin embargo, el Tribunal Supremo ha optado por denegar la suspensión cautelar y avalar la aplicación a rajatabla del Artículo 3.2 del Real Decreto “anti Prescripción” Enfermera. En su veredicto final deniega la suspensión porque entiende que “no es argumento válido alegar como daño derivado de la vigencia del precepto impugnado las consecuencias que trae en el funcionamiento de los servicios asistenciales y que tal circunstancia de hecho se pruebe o, al menos, se justifique, sobre la base de la reacción de partidos, sindicatos o de algunas Comunidades Autónomas frente al Real Decreto 954/2015” En definitiva, el Tribunal Supremo entiende que a pesar de sus consecuencias en la atención sanitaria, el citado artículo debe cumplirse en toda su extensión. Y argumenta que así se “garantizaría una mejor asistencia al mediar la supervisión por el personal prescriptor que es, en definitiva, quien instruye el tratamiento” y asegura que “lo buscado por el Real Decreto es acentuar las garantías en el tratamiento de los pacientes”.
    Según explican los representantes de la enfermería española, “este precepto viene a establecer que, tanto para el uso como para la indicación y autorización de la dispensación de medicamentos de prescripción médica por parte de los enfermeros resulta imprescindible que el médico realice un diagnóstico, prescriba el medicamento, elija el protocolo y posteriormente realice un seguimiento continuado de la aplicación de dicho protocolo”.
    Aplicación obligatoria
    En las últimas semanas, varias Comunidades Autónomas se han dirigido a los enfermeros asegurando que el Real Decreto no es aplicable en sus territorios o que los protocolos ya existentes en sus servicios de salud son legales. Sin embargo, el auto del Tribunal Supremo ha venido a ratificar que se trata de una norma básica de obligado cumplimiento en todo el Estado. A este respecto cabe recordar que el Decreto establece que, para que un protocolo o guía de la practica clínica tenga validez debe cumplir 3 requisitos: ser elaborado en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial del SNS, validado por la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y finalmente publicado en el Boletín Oficial del Estado. Ninguno de los protocolos actuales cumple con estos requisitos.
    La Mesa de la Profesión recuerda que “existen múltiples actuaciones sanitarias hasta ahora realizadas de forma autónoma y habitual por los enfermeros aceptadas por toda la sanidad y que, sin embargo, tras la entrada en vigor del artículo 3.2. del Real Decreto, se han visto negativamente afectadas. Precisamente estos aspectos son los que pretendía regular la norma para dar la suficiente seguridad jurídica a los enfermeros que desarrollan estas actuaciones, como por ejemplo: “ante una úlcera por presión que precise de una limpieza con una pomada desbridante (colagenasa) el paciente deberá ser valorado previamente por un médico para que pueda realizar el correspondiente diagnóstico, prescripción y determinar el protocolo a aplicar, además de realizar el consiguiente seguimiento del proceso”.
    Imprescindible presencia del médico
    Esto significará, por ejemplo, que ante la situación anteriormente descrita, a pesar de que sea el enfermero el profesional que ha practicado siempre estas curas decidiendo de forma libre y autónoma qué medicamentos aplicar, sin embargo, a partir de ahora, será necesario que vaya el médico una y otra vez al domicilio ya que sólo él podrá tomar dichas decisiones. Asimismo, en centros socio-sanitarios donde antes no era precisa la actuación del médico ante estas situaciones, será imprescindible ahora su presencia. Con todo ello, se duplicarán las actuaciones y se provocará un aumento de la actividad profesional de los médicos y una saturación del Sistema Sanitario con el subsiguiente trastorno tanto para pacientes como profesionales.
    Como consecuencia de esta decisión judicial, el Real Decreto y, especialmente, su artículo 3.2. mantienen su plena eficacia y ejecutividad, y deben, por tanto, ser aplicados sin ningún tipo de cortapisa por parte de todos los Servicios de Salud de todo el territorio nacional.
    Para el Tribunal Supremo, se garantiza “una mejor asistencia al mediar la supervisión por el personal prescriptor que es, en definitiva, quien instruye el tratamiento” y concluye afirmando “que lo buscado por el Real Decreto es acentuar las garantías en el tratamiento de los pacientes”. En consecuencia, es imprescindible esa supervisión por parte del personal prescriptor (médicos preferentemente) y no es posible, por tanto, que ningún Servicio de Salud ni ninguna Consejería con competencias sanitarias de las Comunidades Autónomas emitan notas o dicten instrucciones que obliguen a los enfermeros y enfermeras a incumplir el Real Decreto, ratificado ahora por el Alto Tribunal.

  • 04-Feb: Descárgate los materiales para informar a los pacientes sobre las consecuencias del RD de prescripción

    Descárgate los materiales para informar a los pacientes sobre las consecuencias del RD de prescripción

    Con el fin de que enfermeros y pacientes estén bien informados sobre las consecuencias del Real Decreto de prescripción enfermera, la Mesa de la Profesión ha elaborado una serie de materiales explicativos sobre cómo se van a ver afectados unos y otros por esta lamentable situación. Los 274.000 enfermeros tienen a su disposición un cartel que explica a los pacientes que los enfermeros, desde la entrada en vigor de la normativa, tienen prohibido por ley usar o indicar medicamentos sujetos a prescripción médica como vacunas, apósitos medicamentosos, cremas con antibiótico, pomadas o productos como las tiras reactivas. Para que los enfermeros podamos administrar estos productos los pacientes deben pedir cita con su médico y solicitar su indicación expresa por escrito. Con este cartel, los enfermeros le comunican al paciente que les gustaría seguir realizando las actuaciones como hasta ahora, pero el RD -co el que la enfermería no está de acuerdo- lo impide.

    Asimismo, se adjunta un completo folleto informativo sobre el proceso de gestación del decreto y sus consecuencias, así cómo la correcta forma de actuación para los profesionales de cara a garantizar su seguridad jurídica.

     

    Descarga el cartel pulsando aquí

    Descarga el folleto pulsando aquí

  • 01-Feb: Comunicado del Colegio de Médicos de Madrid sobre la Prescripción y contestación del Consejo General de Enfermería

  • 29-Ene: El Ministerio confirma que los enfermeros no pueden administrar fármaco alguno si los médicos no lo han pautado previamente

    Posted By: Diario EnfermeroPosted date: In: Sanidad

    REDACCIÓN.- El Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad y el Gobierno de la nación han refrendado de forma clara y oficial las instrucciones que la Mesa de la Profesión Enfermera está trasladando a los profesionales. DIARIO ENFERMERO ha tenido acceso a una nota emitida por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), dependiente del Ministerio, y firmada por el coordinador de los equipos de Atención Primaria de este ente sanitario. En dicha comunicación se dice claramente a los médicos que deben “Registrar debidamente en la historia clínica del paciente las pautas de los tratamientos médicos, curas, aerosoles, etc. Especificando la composición, dosis y duración del tratamiento, estableciendo la metodología de práctica clínica y asistencial a seguir por la enfermería”.

    Estas instrucciones del Gobierno llegan en un momento de máxima tensión sanitaria después de que, en los últimos días varias Consejerías de Sanidad se hayan dirigido a los enfermeros para tratar de convencerles de que incumpliesen la Ley y siguiesen usando y autorizando medicamentos como si el RD de prescripción Enfermera no se hubiese aprobado, haciendo uso de argumentos jurídicos erróneos que ya está siendo rebatidos por los servicios jurídicos de la Mesa Enfermera. A esta situación también se han unido algunos sindicatos e instituciones médicas que tras mantenerse en silencio durante el proceso irregular e ilícito con el que fue finalmente adulterado dicha decreto, convirtiéndose en cómplices de la Organización Médica Colegial, ahora están emitiendo comunicados y cartas donde se lamentan de los retrasos que se están generando tras la entrada en vigor del Decreto. Fuentes del Consejo general de Enfermería aseguran que se trata de documentos donde, de forma irresponsable, intentan criminalizar a la enfermería por cumplir la Ley y negarse a realizar actuaciones respecto a fármacos sin que exista una prescripción médica previa. Frente a esta situación, la organización enfermera confirma que la nota del Ministerio que dirige Alfonso Alonso aclara la situación ante el contenido de algunas de las notas emitidas en algunas comunidades autónomas por los correspondientes responsables sanitarios.

    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería SATSE, aseguran que “dichas instrucciones ponen de manifiesto que la interpretación que venimos haciendo desde la Mesa de la Profesión Enfermera, relativa a la aplicación de lo dispuesto en el RD 954/2015, de prescripción enfermera, es totalmente correcta. En este sentido queremos seguir insistiendo en la necesidad de informar a nuestros colegiados para que se aseguren de que conste en la historia clínica toda pauta de tratamiento, antes de proceder a una administración del mismo”.

    Los representantes de la enfermería española insisten en que “para poder realizar cualquier acto de indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica, una vez estemos acreditados, se debe contar previamente con el correspondiente diagnóstico médico, la prescripción (especificando claramente toda su pauta, tal y como expresa la propia nota del Ministerio), la asignación del protocolo o guía (cuando estén debidamente aprobados y publicados en el BOE) y que el profesional médico realice el consiguiente seguimiento de la actuaciones para comprobar la evolución del paciente y ajustar el tratamiento si precisara”.

    Desde el Consejo General de Enfermería aseguran que “somos conscientes de que esta nueva situación va a suponer una sobrecarga en la labor asistencial de nuestros compañeros médicos, tal y como ya han manifestado, algunas asociaciones de médicos, pero ante todo debemos fomentar la total seguridad jurídica de los profesionales de enfermería”.

    Nota emitida por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa):

    Instrucciones del MSSSI-Ingesa-Atención Primaria

  • 25-Ene: La Organización Colegial pone a disposición de los enfermeros los escritos que garantizan su seguridad jurídica ante el Real Decreto de prescripción

    Desde la Administración se han difundido entre las enfermeras/os documentos (instrucciones, circulares, cartas, notas informativas, etc.) en los que, con intención de tranquilizar a los sanitarios, llegan a sugerir que el Real Decreto no sería aplicable en su territorio por razones de lo más dispares. Sin embargo, advierten de que este tipo de comunicaciones, más que aclarar la situación, la complican, porque “generan confusión y malinterpretan lo dispuesto en el citado Real Decreto”
    Ante las consultas y dudas planteadas a este Colegio se vuelve a especificar lo siguiente:
    El redactado del artículo 3.2 del nuevo y vigente Real Decreto 954/2015 con carácter básico de estado, fuente de toda esta polémica, literalmente detalla que:

    “Para el desarrollo de estas actuaciones, tanto el enfermero responsable de cuidados generales como el enfermero responsable de cuidados especializados deberán ser titulares de la correspondiente acreditación emitida por la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad conforme a lo establecido en este Real Decreto.

    En todo caso, para que los enfermeros acreditados puedan llevar a cabo las actuaciones contempladas en este artículo respecto de los medicamentos sujetos a prescripción médica, será necesario que el correspondiente profesional prescriptor haya determinado previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir, validado conforme a lo establecido en el artículo 6. Será en el marco de dicha guía o protocolo en el que deberán realizarse aquellas actuaciones, las cuales serán objeto de seguimiento por parte del profesional sanitario que lo haya determinado a los efectos de su adecuación al mismo, así como de la seguridad del proceso y de la efectividad conseguida por el tratamiento.”

    Por tanto queda claro, y como lo confirman los numerosos informes jurídicos sobre esta materia, que el citado Decreto 307/2009 andaluz (de menor rango legislativo al Real Decreto 954/2015 sobre Prescripción Enfermera), se opone a lo redactado en el art. 3.2 del nuevo Real Decreto ya que éste estipula como necesario el diagnóstico y la prescripción previa de un profesional prescriptor (médico).
    Por lo cual, no tiene ninguna validez lo aparecido en los mencionados escritos, ni tampoco las interpretaciones de parte realizadas sobre el nuevo Real Decreto cuando, con la simple lectura de su artículo 3.2, observamos que ya existe una oposición nítida entre ambas normativas y, ademas, al ser norma básica de Estado está por encima de cualquier legislación autonómica, siendo su aplicación obligatoria en todo el territorio nacional.
    Conviene recordar lo ocurrido entre la anulada legislación que la comunidad andaluza publicó eximiendo de tener que estar colegiados a todos los profesionales sanitarios y las sentencias revocatorias que Tribunal Constitucional ejecutó sobre dichas normativas, amparándose en el carácter de norma básica de estado respecto a este tema de la colegiación.
    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera (integrada por Consejo General de Enfermería y Sindicato SATSE) informamos a todos los enfermeros de que no pararemos de luchar hasta conseguir la modificación de este Real Decreto tremendamente nocivo para nuestra profesión. Por ello, el Consejo General de Enfermería ya ha recurrido el texto ante el Tribunal Supremo, solicitando la suspensión cautelar de su artículo 3, el mismo que fue modificado en el último minuto, sin contar con nuestra profesión para este nuevo redactado que se hizo siguiendo el dictado de organizaciones médicas ultra conservadoras.
    Por tanto, como consecuencia de la entrada en vigor de este nuevo Real Decreto, a partir de este momento:
    • No podrán realizarse actuaciones que habitualmente veníamos realizando con medicamentos sujetos a prescripción médica, si no contamos con una prescripción específica del médico para cada paciente, como por ejemplo para:
      • vacunar bajo un calendario o protocolo de vacunación,
      • utilizar o indicar determinadas pomadas para la realización de curas de heridas o úlceras por presión (ej. Colagenasas),
      • la utilización de todo tipo de heparinas para el mantenimiento de vías periféricas o centrales,y tantas y tantas actuaciones que en el día a día veníamos realizando de forma autónoma o en aplicación directa de protocolos, que a partir de hoy dejan de tener vigencia, en tanto en cuanto no cumplan con lo establecido en el artículo 6 del Real Decreto. 
    • Ninguna enfermera/o debe usar ni indicar a ningún paciente/usuario medicamentos sujetos a prescripción médica si no está prescrito por el médico y por tanto escrito así en la historia clínica del paciente o en otros documentos sanitarios que tengan validez legal.
    • No debemos aceptar órdenes verbales, y muy especialmente en lo relativo al uso de medicamentos sujetos a prescripción médica.
    • Si las enfermeras/os no dejamos de realizar las actuaciones, hasta ahora habituales, que desarrollábamos en relación a dichos medicamentos podremos incurrir en intrusismo profesional con las graves consecuencias que ello puede tener.
    • Es importante tener en cuenta estas consideraciones ya que todas las actuaciones que puedan incluirse en lo descrito anteriormente, de realizarse de forma autónoma por la enfermera, estarán excluidas de la cobertura de nuestro seguro de responsabilidad civil y por tanto, nos encontraremos en total inseguridad jurídica ante posibles denuncias que conlleven la imputación de los profesionales por un delito de intrusismo profesional por realizar actuaciones que invaden las competencias de otra profesión y que la normativa expresamente no nos habilita para realizar.
    Somos conscientes que todo esto va a suponer un grave perjuicio para los ciudadanos, los pacientes, y el Sistema Sanitario en su conjunto, pero no podemos poner en riesgo la seguridad jurídica de ningún profesional.
    Es importante resaltar que, para salvaguardar las posibles repercusiones negativas y perjuicios para los profesionales de enfermería en el desarrollo de sus funciones, como ya se ha expuesto anteriormente en los medios informativos de este Colegio, todos los profesionales deberán cumplimentar y presentar en el registro de su centro los escritos disponibles en la web, quedándose con copia sellada.
  • 21-Ene:El Supremo admite a trámite el recurso del Consejo General de Enfermería para suspender el Art 3.2 del RD de prescripción enfermera y evitar sus consecuencias

    • El Tribunal requiere al Ministerio de Sanidad para que, en el plazo improrrogable de 20 días, remita el expediente administrativo de la resolución impugnada.
    • El TS ordena la formación de “pieza separada de medidas cautelares” concediendo cinco días de plazo para audiencia al Gobierno.
    • Este es el segundo recurso admitido a trámite por el TS tras el presentado por el Sindicato de Enfermería SATSE. Asimismo, Cantabria, Baleares y Extremadura van a presentar idénticos recursos de forma inminente y en las próximas semanas se van a sumar nuevos gobiernos autonómicos.

    Madrid, 20 de enero de 2016. – La Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso presentado por el Consejo General de Enfermería contra el párrafo segundo del artículo 3, apartado 2 del Real Decreto de Prescripción Enfermera aprobado por el Gobierno del PP traicionando a la profesión que se veía regulada por él (Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros).

    La admisión a trámite del recurso ha sido notificada a las partes a través de una Diligencia de Ordenación emitida por el Tribunal Supremo en la que también requiere al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para que, en el plazo improrrogable de veinte días, remita el expediente administrativo correspondiente a la resolución impugnada, debiendo igualmente practicar los emplazamientos establecidos en la legislación vigente.

    En esta misma Diligencia, el Tribunal comunica también la admisión a trámite de la petición de suspensión cautelar solicitada por el Consejo General contra el artículo 3.2 del Real Decreto, y ordena la formación de “pieza separada de medidas cautelares” concediendo audiencia por plazo de cinco días al abogado del Estado que actuará en representación del Gobierno.

    Irregularidades administrativas e incompatibilidad asistencial

    Todas estas actuaciones del Tribunal Supremo vienen a dar respuesta al recurso contencioso-administrativo presentado por el Consejo General de Enfermería de España el pasado 13 de enero. Una impugnación que ha sido el fruto de más de dos meses de intenso trabajo de un grupo de prestigiosos juristas expertos en derecho administrativo y derecho sanitario. En las 25 páginas que componen el escrito se ponen de manifiesto las numerosas irregularidades administrativas que rodearon su aprobación y posterior publicación en el Boletín Oficial del Estado. También se realiza un análisis exhaustivo de las importantísimas y nefastas consecuencias que está suponiendo la entrada en vigor del Real Decreto en diversos ámbitos: el deterioro y detrimento en la calidad en la atención a los pacientes; los inevitables conflictos entre profesionales; y la grave merma y menoscabo y restricción de los derechos y las competencias que los enfermeros ostentan por atribución legal del Artículo 79.1 de la Ley del Medicamento.

    Este recurso responde al acuerdo alcanzado en el seno de la Mesa de la Profesión Enfermera de que sus dos organizaciones (SATSE y Consejo General de Enfermería) lo presentarían de manera diferenciada, y es el segundo que se registra ante el Tribunal Supremo, una vez que las CC.AA. de Cantabria, Baleares y Extremadura ya han anunciado su intención de recurrir de forma inminente ante el Tribunal Supremo. A estas comunidades se van a sumar en las próximas semanas nuevos gobiernos autonómicos

  • 20-Ene:Reacciones del colectivo médico ante la aplicación del RD de Prescripción Enfermera

    Ver comunicado del Colegio de Médicos de las Palmas a sus colegiados

    Desde la organización médica colegial se alzan voces calificado de “acertada” la redacción definitiva del Real Decreto sobre prescripción por parte de los enfermeros, consideran que la regulación aportará “grandes ventajas” a la situación actual, tales como que delimita con precisión el campo de actuación, las responsabilidades y las competencias de médicos y de enfermeras en relación a los medicamentos.

    Identifican de ‘personas honestas’ a aquellas que hacen lo que permite la ley, tras los comunicados en los que la organización colegial enfermera avisaba a los profesionales de enfermería de no hacer lo que no permite la ley, tras la entrada de la nueva norma.

    Desde la organización médica exponen que casos como el anteriormente expuesto son totalmente ilegales, que ellos no deben patrocinarlos ni aceptarlos y que es más, si ocurrieran deben denunciarlo.

    Por ello, desde tu colegio profesional, debemos dejar claro que:

    Conforme establece el la Ley 29/2006 del Medicamento y la Ley 44/2003 de Ordenación de Profesiones Sanitarias (normativas de máximo rango en la jurisdicción española) y con el objetivo de cumplir con su desarrollo e implantación, la pretensión de la profesión enfermera nunca fue de abrir a nuestro sector la prescripción de todo tipo de medicamentos, sino la de afianzar la seguridad jurídica de los enfermeros que en el día a día realizaban actos alégales, no recogidos por la normativa, por todos conocidos, con el beneplácito de los profesionales médicos y de la administración.

    Como por todos es sabido y constatable, el sistema no se encuentra articulado para que detrás de una enfermera siempre esté un médico prescribiendo, tal y como viene especificado en la nueva normativa y, además de la prescripción de medicamentos no sujetos a prescripción médica o los productos sanitarios para cuidados de enfermería, se dan también casos en el día a día de muchos enfermeros (ej. Enfermeros en cuidados críticos) en el que la rápida actuación, totalmente ineludible, la mayoría de las veces en ausencia del médico y de la correspondiente prescripción formal, conllevaría que dicha actuación fuese ilegal, incurriendo las enfermeras/os en intrusismo profesional.    

    En ningún momento existe la intención de masificar las consultas médicas con demandas banales sino, siendo ‘personas honestas’, la de cumplir con la legislación vigente, por tanto, como consecuencia de la entrada en vigor de este nuevo Real Decreto, para no incurrir en intrusismo profesional, evitar denuncias y quedar sin cobertura en los seguros de responsabilidad civil:

    • No podrán realizarse actuaciones que habitualmente veníamos realizando con medicamentos sujetos a prescripción médica, si no contamos con una prescripción específica del médico para cada paciente, como por ejemplo para:
      • vacunar bajo un calendario o protocolo de vacunación,
      • utilizar o indicar determinadas pomadas para la realización de curas de heridas o úlceras por presión (ej. Colagenasas),
      • la utilización de todo tipo de heparinas para el mantenimiento de vías periféricas o centrales,y tantas y tantas actuaciones que en el día a día veníamos realizando de forma autónoma o en aplicación directa de protocolos, que a partir de hoy dejan de tener vigencia, en tanto en cuanto no cumplan con lo establecido en el artículo 6 del Real Decreto.

     

    • Ninguna enfermera/o debe usar ni indicar a ningún paciente/usuario medicamentos sujetos a prescripción médica si no está prescrito por el médico y por tanto escrito así en la historia clínica del paciente o en otros documentos sanitarios que tengan validez legal.
    • No debemos aceptar órdenes verbales, y muy especialmente en lo relativo al uso de medicamentos sujetos a prescripción médica.
    • Si las enfermeras/os no dejamos de realizar las actuaciones, hasta ahora habituales, que desarrollábamos en relación a dichos medicamentos podremos incurrir en intrusismo profesional con las graves consecuencias que ello puede tener.
    • Es importante tener en cuenta estas consideraciones ya que todas las actuaciones que puedan incluirse en lo descrito anteriormente, de realizarse de forma autónoma por la enfermera, estarán excluidas de la cobertura de nuestro seguro de responsabilidad civil y por tanto, nos encontraremos en total inseguridad jurídica ante posibles denuncias que conlleven la imputación de los profesionales por un delito de intrusismo profesional por realizar actuaciones que invaden las competencias de otra profesión y que la normativa expresamente no nos habilita para realizar.

    Somos conscientes que todo esto va a suponer un grave perjuicio para los ciudadanos, los pacientes, y el Sistema Sanitario en su conjunto, pero no podemos poner en riesgo la seguridad jurídica de ningún profesional.

    Es importante resaltar que, para salvaguardar las posibles repercusiones negativas y perjuicios para los profesionales de enfermería en el desarrollo de sus funciones, como ya se ha expuesto anteriormente en los medios informativos de este Colegio, todos los profesionales deberán cumplimentar y presentar en el registro los ecritos disponibles en la web, quedándose con copia sellada.
  • 19-Ene:La enfermería española advierte a las CC.AA. de que no pueden evitar la aplicación íntegra del RD de prescripción enfermera en su territorio

    – Algunas CC.AA. han llegado a sugerir a sus profesionales que la normativa no es aplicable en su territorio. Un posicionamiento con el que se estaría incumpliendo el mandato de una normativa básica del Estado español.

    – Hasta el momento la práctica asistencial enfermera respecto a medicamentos de prescripción médica se basaba generalmente en protocolos establecidos por los centros sanitarios y Servicios Regionales de Salud. Todos ellos han dejado de tener validez porque no cumplen con los nuevos criterios del Real Decreto de prescripción.

    – Los enfermeros advierten: “no podemos asumir los protocolos actualmente en vigor, ni siquiera el calendario vacunal, a pesar de ser los mismos en los que se basa nuestra práctica asistencial diaria, dado que ya no garantizan nuestra seguridad jurídica”.

    – Los presidentes de la Mesa de la Profesión Enfermera solicitan a los consejeros que se sumen a la petición de un Consejo Interterritorial urgente donde abordar la grave situación generada por el Real Decreto y recurran la norma ante el Tribunal Supremo solicitando la suspensión cautelar del art. 3.2.

    Madrid, 19 de enero de 2016. – La Mesa de la Profesión Enfermera ha enviado una carta a los 17 consejeros de Salud de las CC.AA. para advertirles de que el Real Decreto de prescripción enfermera está ya en vigor en todo el territorio nacional, con todas sus funestas consecuencias para el buen funcionamiento de los servicios sanitarios y para la seguridad de los profesionales, y que al tratarse de una norma estatal, no existe forma alguna de evitar su aplicación.

    Con esta misiva vienen a dar respuesta a la actuación de algunas Comunidades Autónomas que han difundido entre sus profesionales documentos (instrucciones, circulares, cartas, notas informativas, etc.) en las que, con intención de tranquilizar a los sanitarios, llegan a sugerir que el Real Decreto no sería aplicable en su territorio por razones de lo más dispares. Sin embargo, advierten de que este tipo de comunicaciones, más que aclarar la situación, la complican, porque “generan confusión y malinterpretan lo dispuesto en el citado Real Decreto”. Así, la Mesa de la Profesión Enfermera traslada la siguiente interpretación de sus servicios jurídicos, en coordinación con juristas de prestigio internacional:
    1. El RD está en vigor en toda España: No se puede decir arbitrariamente que en una determinada Comunidad Autónoma no se va a aplicar en todo o en parte, por cuanto se estaría incumpliendo un mandato de una normativa básica del Estado español.
    2. Sin acreditación, ni un solo enfermero puede prescribir en todo el Estado: Para que los enfermeros puedan indicar, usar o autorizar la dispensación de cualquier medicamento (sujetos y no sujetos a prescripción médica) o producto sanitario, deberán contar con la correspondiente acreditación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI).  Mientras ésta no exista, los enfermeros están obligados a ejercer su actividad en el ámbito exclusivo de la administración de medicamentos y productos sanitarios, previa prescripción del médico efectuada por escrito en la historia clínica del paciente.
    3. Aun cuando haya enfermeros acreditados, es inevitable el colapso: Aunque el enfermero contase con la correspondiente acreditación oficial, en lo relativo a medicamentos sujetos a prescripción medica, será imprescindible que el médico determine previamente la prescripción, el diagnóstico y la selección del correspondiente protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir. Igualmente, este mismo médico estará obligado a realizar un seguimiento continuado de dicha actuación a los efectos de su adecuación al mismo, así como de la seguridad del proceso y de la efectividad conseguida por el tratamiento.
  • 18-Ene:Por el interés te quiero Andrés…

    Tras la entrada en vigor, el pasado 24 de diciembre (dos meses después de su aprobación en Consejo de Ministros), del Real Decreto 954/2015, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, o como se asume en informes jurídicos, la “prescripción enfermera”, parece ser que al colectivo médico, o al menos a unos pocos, les interesa justificar que en ocasiones los enfermeros si podemos indicar, USAR o autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica. Y precisamente la clave está es eso: “determinados medicamentos”.

     

    Pero, señores médicos, no han acabado de entender que la norma aprobada hace referencia a todos los medicamentos sujetos a prescripción médica y no a unos pocos (léanse con detenimiento en artículo 3.2 del citado RD). Y tampoco dice, en algunas ocasiones o para determinados usos o tratamientos, sino que es de aplicación para nuestro ejercicio profesional como enfermeros y por ello en el USO y la indicación de los mismos.

    La primera pregunta que como enfermero me tengo que hacer a la hora de indicar o USAR un medicamento, será si se trata de un medicamento sujeto a prescripción médica o no. Para ello puedo consultar la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios, en su aplicación CIMA, para salir de dudas, puesto que, según la Ley, es el organismo que clasifica los medicamentos en sujetos a prescripción médica y no sujetos a prescripción médica.

    Pues bien, para resolver mi duda consulto si las vacunas, si la heparina, si los anestésicos locales, si el oxígeno, etc, etc, etc, son medicamentos sujetos a prescripción médica. Y por supuesto que lo son. Así pues, les es de aplicación lo establecido en al art. 3.2 del RD 954/2015, porque señores, yo no he leído ninguna salvedad al respecto. Y esta norma establece que si el enfermero quiere llevar a cabo las actuaciones de indicar, USAR o autorizar la dispensación de estos medicamentos, será necesario que “el correspondiente profesional prescriptor (entendamos el médico) haya determinado previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir, validado conforme a lo establecido en el artículo 6”. Y es más, deberá hacer el correspondiente seguimiento, ya que queda claro que es “en el marco de dicha guía o protocolo en el que deberán realizarse aquellas actuaciones, las cuales serán objeto de seguimiento por parte del profesional sanitario que lo haya determinado (el médico)”.

    No vale ahora decir que “las campañas masivas de vacunación no son competencia de los médicos”, o que “heparinizar una vía no es un tratamiento médico” y otras afirmaciones similares que ponen de manifiesto que cuando no nos interesa decimos que no es cosa nuestra.

    Explíquenme entonces si los enfermeros y enfermeras ¿podemos de forma autónoma, sin la prescripción previa del médico (tal y como dice la norma), poner un anestésico local antes de suturar un herida?, ¿si puedo indicar o usar una pomada (como una colagenasa) para desbridar una úlcera por presión?, ¿si puedo poner oxígeno a un paciente?, ¿si un enfermero (perfusionista) puede heparinizar un circuito de circulación extracorpórea como tratamiento y prevención de la trombosis durante la cirugía cardiaca o hemodiálisis?. Y tantos y tantos ejemplos que podríamos poner de nuestro día a día.

    Además, tampoco pueden acogerse a decir que el calendario vacunal está cubierto bajo un protocolo institucional. Nuevamente les remito a la norma ya que, debemos entender el calendario vacunal como un protocolo o guía y que por lo tanto, al tratarse de un medicamento sujeto a prescripción médica, estos protocolos deben cumplir las condiciones del art. 6, es decir, que “1. La elaboración de los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial se efectuará en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. 2. A los efectos de la elaboración de los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, se garantizará la representación tanto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, como de las comunidades autónomas, las mutualidades de funcionarios, el Ministerio de Defensa y los Consejos Generales de los Colegios Oficiales de Enfermeros y de Médicos”. Por tanto, todos los protocolos y guías, relativos a medicamentos sujetos a prescripción médica, que no cumplan este requisito, no tienen validez, a efectos de indicación, USO y autorización de dispensación, por parte de los enfermeros. Por lo que se hace necesaria la prescripción individualizada para que como enfermeros podamos administrar una vacuna.

    Sinceramente, los médicos deben entender que este problema no lo hemos provocado nosotros, sino el Gobierno, que en este momento tenemos en funciones.

    Nuestra propuesta, precisamente pasaba por normalizar lo que día a día hacemos y por eso la redacción alternativa, contemplaba que sería en los protocolos (acordados conjuntamente por médicos y enfermeros) donde se establecieran qué medicamentos sujetos a prescripción médica, y en qué condiciones los podíamos indicar, usar y autorizar su dispensación. Pero sinceramente, no han medido ni han dimensionado la redacción que finalmente le dieron al Ministro de Sanidad justificando que con ello se preserva la función prescriptora del médico. Ahora no vale decir, en esta situación si aplicamos lo establecido en la norma y en esta no. Sentimos mucho que la situación creada provoque mayor carga asistencial para los médicos, pero así lo han decidido sus representantes.

  • 15-Ene:El Consejo General solicita al Supremo la suspensión del artículo 3.2. del RD de prescripción enfermera para evitar sus funestas con secuencias sobre la Sanidad, los pacientes y los profesionales

    • El recurso es fruto de dos meses de intenso trabajo de prestigiosos juristas expertos en derecho administrativo y sanitario.
    • Enumera perjuicios irreparables que se producirán si no se accede a la suspensión cautelar mientras que, en caso de concederse, el interés general no se vería negativamente afectado.
    • El artículo impugnado vacía por completo de contenido las competencias enfermeras conferidas por la Ley del Medicamento en el ámbito de los fármacos sujetos a prescripción médica, impidiendo al enfermero realizar cualquier actuación que no sea su mera administración. “Y para ello, no era necesaria ni la modificación de la Ley, ni su reglamento de aplicación”.
    • Alega que “un reglamento, concretamente este Real Decreto, no puede ni ir en contra de la Ley ni vaciarla de contenido y dejarla sin efecto”. Y a este respecto, recuerdan que la prescripción enfermera es un principio legal introducido en la Ley del Medicamento en 2009, y posteriormente reforzado en 2015, como un claro pronunciamiento de la voluntad del legislador.

    Madrid, 14 de enero de 2016.- El Consejo General de Enfermería de España presentó ayer ante el Tribunal Supremo un recurso contencioso-administrativo donde solicita la suspensión cautelar del párrafo segundo del artículo 3, apartado 2 del Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros. Cabe recordar que el Gobierno del PP introdujo, en el último minuto, modificaciones en este Decreto que alteraron radicalmente el sentido y contenido del texto legal, introduciendo requisitos y previsiones no contempladas en la Ley del Medicamento, norma de rango superior que regula esta competencia enfermera. Con esta actuación se vició el contenido del Decreto a pesar de que había sido pactado con la Mesa de la Profesión Enfermera, aprobada por unanimidad en el Consejo Interterritorial y validado por el Consejo de Estado. Por tanto, supuso una traición sin precedentes a la profesión enfermera, a la Soberanía Popular, al Consejo de Estado y a las Comunidades Autónomas.

    Este recurso responde al acuerdo alcanzado en el seno de la Mesa de la Profesión Enfermera de que sus dos organizaciones (SATSE y Consejo General de Enfermería) lo presentarían de manera diferenciada, y es el segundo que se registra ante el Tribunal Supremo, una vez que distintos gobiernos autonómicos también han anunciado su intención de recurrir la norma aprobada por el Gobierno del PP, ahora en funciones, y que entró en vigor el pasado 24 de diciembre.

    El escrito presentado es fruto de más de dos meses de intenso trabajo de un grupo de prestigiosos juristas expertos en derecho administrativo y derecho sanitario. A lo largo de sus 25 páginas se lleva a cabo un análisis exhaustivo de las importantísimas y nefastas consecuencias que está suponiendo la entrada en vigor del Real Decreto en diversos ámbitos: retraso en la atención y deterioro de la calidad asistencial a los pacientes; los inevitables conflictos entre profesionales; y la grave merma, menoscabo y restricción de los derechos y las competencias que los enfermeros ostentan por atribución legal del Artículo 79.1 de la Ley del Medicamento.

    Incompatible con la práctica asistencial

    El recurso enumera múltiples actuaciones sanitarias hasta ahora realizadas de forma exclusiva por los enfermeros en connivencia con toda la sanidad y que, sin embargo, tras la entrada en vigor del artículo 3.2. del Real Decreto, se han visto negativamente afectadas: “ante una úlcera por presión que precise de una limpieza con una pomada desbridante (colagenasa) el paciente deberá ser valorado previamente por un médico para que pueda realizar el correspondiente diagnóstico, prescripción y determinar el protocolo a aplicar, además de realizar el consiguiente seguimiento del proceso”. Esto significará, por ejemplo, que ante la situación anteriormente descrita, a pesar de que sea el enfermero el profesional que ha practicado siempre estas curas decidiendo de forma libre y autónoma qué medicamentos aplicar, sin embargo, a partir de ahora, será necesario que vaya el médico una y otra vez al domicilio ya que sólo él podrá tomar dichas decisiones. Asimismo, en centros socio-sanitarios donde antes no era precisa la actuación del médico ante estas situaciones, será imprescindible ahora su presencia. Con todo ello, se duplicarán las actuaciones y se provocará un aumento de la actividad profesional y una saturación del Sistema Sanitario con el subsiguiente trastorno tanto para pacientes como profesionales, incluyendo en estos últimos, no sólo a los enfermeros, también a los médicos.

    Asimismo, el escrito describe también la existencia de diferentes perjuicios irreparables que se producirán si no se accede a la suspensión solicitada y sin embargo, establece en contraposición que, en caso de sí concederse, el interés general no se vería negativamente afectado. Es más, tal y como apuntan los juristas, es este mismo interés general el que recomienda dicha suspensión puesto que ésta redundaría en beneficio de la atención de los pacientes y del normal funcionamiento del sistema sanitario.

    El recurso pone de manifiesto que el artículo 3.2. del Real Decreto impugnado, “vacía por completo de contenido las nuevas competencias conferidas por la modificación de la Ley del Medicamento, ya que, en el ámbito de los medicamentos sujetos a prescripción médica, se impide al enfermero realizar cualquier actuación que no sea su administración”, y para esto, no era necesaria ni la modificación de la Ley, ni su reglamento de aplicación”. Los juristas recuerdan asimismo que un reglamento, concretamente el contenido en dicho Real Decreto, no puede ni ir en contra de la Ley ni vaciarla de contenido y dejarla sin efecto. Y a este respecto recuerdan que este principio legal fue introducido vía modificación de la Ley del Medicamento de 2009, y posteriormente se mantiene y refuerza en 2015, como un claro pronunciamiento de la voluntad del legislador.

  • 13-Ene: Alfonso Alonso se burla de la enfermería en su primera intervención tras las elecciones


    Alfonso Alonso / Imagen: Europa Press

    Alfonso Alonso se burla de la enfermería en su primera intervención tras las elecciones

    Posted By: Diario EnfermeroPosted date: enero 12, 2016In: Sanidad

    S. JIMÉNEZ.- A pesar del clamor general que se escucha en el mundo sanitario, de los representantes institucionales a los profesionales de base, de directivos a los consejeros de Sanidad, el ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, sigue empeñado en no abandonar su actitud de manifiesto desprecio e indiferencia hacia los 274.000 enfermeros españoles. Unos profesionales que han visto cómo la traición perpetrada por el Gobierno que preside Mariano Rajoy y del que forma parte Alonso les ha dejado en una situación de total inseguridad jurídica, les cercena sus responsabilidades en materia de prescripción de fármacos y aboca al sistema sanitario al caos, con un perjudicado principal que es el paciente.

    Con hasta seis autonomías solicitando la convocatoria urgente de un Consejo Interterritorial para abordar el problema, dos a punto de interponer un recurso ante el Tribunal Supremo y los enfermeros convocados a una huelga competencial, Alonso se vuelve a burlar de los profesionales y los consejeros autonómicos que denuncian los “absurdo” e “inaplicable” que es su Real Decreto de Prescripción. En lugar de buscar la senda del diálogo y rectificar el cambio introducido a última hora a espaldas de la profesión enfermera, el titular de Sanidad ha calificado la movilización política y profesional como “polémicas estériles” en las que no piensa entrar y que la normativa aprobada en Consejo de Ministros el pasado 23 de octubre -y publicada en el B.O.E. un día antes de Nochebuena para que pasara desapercibida- mejora –según Alonso- la situación de los enfermeros.
    Las palabras del ministro han causado estupefacción entre la enfermería. Ahora, atados los enfermeros de pies y manos para decidir sobre fármacos que ya manejan cada día y supeditados a los criterios de un médico su situación se retrotrae a la realidad de la profesión hace 40 años y no a los estudios superiores con los que se obtiene su Grado universitario.

    Pero no sólo eso, sino que en un gesto altivo, Alonso ha menospreciado las movilizaciones y la reacción de la enfermería ante la traición perpetrada por el Ejecutivo y ha afirmado que “ya han reaccionado con mucha virulencia y, por tanto, no temo nada. He evitado meterme en otro tipo de polémicas que creo que son estériles, que seguramente obedecen a otras cuestiones, y que, sinceramente, no creo que formen parte de mi deber como ministro”, ha señalado Alonso.

    Cabe recordar que el Real Decreto de Prescripción Enfermera era el instrumento que iba a desarrollar el mandato de las Cortes para regular la situación de la enfermería en materia de medicamentos y que en 2009 salió del Parlamento aprobado por unanimidad. Tras la inacción de la ex ministra Ana Mato, Alonso se comprometió a cumplir lo acordado en sede parlamentaria y años después firmado su predecesora en presencia de Rajoy en 2013. Tras acordar con la Mesa de la Profesión Enfermera –compuesta por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato SATSE- unos términos que acabarían por fin con uno de los problemas enquistados en la sanidad española, el Consejo de Ministros aprobó en el último minuto un texto adulterado que mermaba las competencias del enfermero y alteraría el normal funcionamiento del sistema sanitario. Para los profesionales, el inesperado y vil golpe supuso una traición sin precedentes a un colectivo sanitario.

    Horas antes de Nochebuena

    A pesar de la firmeza de sus palabras, la publicación del decreto se ha dilatado tanto que expresa como poco una inseguridad sobre la conveniencia y legitimidad del cambio introducido en el R.D. De hecho, se ha convertido en la norma publicada en el B.O.E. con mayor retraso desde su aprobación en Consejo de Ministros de la historia de la democracia. Y cuando finalmente el Ministerio dio el paso fue pocas horas antes de Nochebuena, un día de escasa actividad política y mediática.

    Desde que entró en vigor el decreto, en la antesala de la Navidad, las enfermeras no deberán usar ni indicar ningún medicamento sujeto a prescripción médica, si antes no tienen la prescripción del médico. A este respecto, cabe recordar que hasta ahora, en su trabajo diario, los enfermeros usan e indican un buen número de medicamentos de prescripción médica de manera habitual.

    El texto obliga al enfermero a no tomar ni una sola decisión respecto a dichos fármacos, obligando a que el paciente pase previamente siempre por el médico que deberá realizar un diagnóstico, determinar la prescripción y elegir el protocolo a seguir. Este proceso se repetirá ante la más mínima variación del estado del paciente, obligando al ciudadano a volver al médico una y otra vez para que realice su seguimiento.

    Alfonso Alonso, instalado en una especie de realidad paralela, califica esa limitación del trabajo de la enfermería como un éxito y con cierto grado de condescendencia ha manifestado a los periodistas que “además, tienen también la puerta abierta para poder obtener una acreditación y, por tanto, para poder realizar la labor que vienen realizando de una manera perfectamente segura. Su situación hoy es mejor que la que tenían antes y eso es lo que a nosotros nos ha preocupado”, ha zanjado el ministro en funciones en una intervención que intenta en vano mostrar una realidad distorsionada e ideal de la que vive hoy la enfermería gracias a los cambios legislativos que el Ejecutivo introdujo antes de concurrir a las Elecciones Generales.

  • 08-Ene: Extremadura y Cantabria inician el procedimiento para recurrir ante el Supremo el decreto de prescripción

    Extremadura y Cantabria inician el procedimiento para recurrir ante el Supremo el decreto de prescripciónImagen: Europa Press
    Extremadura y Cantabria inician el procedimiento para recurrir ante el Supremo el decreto de prescripción

    Posted By: Diario Enfermero,

    ANA MUÑOZ.- Han sido las dos primeras Comunidades Autónomas que han anunciado medidas contundentes y concretas, aunque los mensajes que llegan de unos y otros territorios sobre la entrada en vigor del Real Decreto de prescripción enfermera hacen presagiar que la lista crecerá muy pronto. Los gobiernos de Cantabria y Extremadura han anunciado ya que llevarán a sus respectivos Consejos de Gobierno su deseo de interponer un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo frente a la norma que regula la dispensación de medicamentos por parte de los profesionales de enfermería, solicitando su suspensión cautelar.

    En el caso de Cantabria, ha sido la propia consejera de Sanidad, María Luisa Real, quien se lo ha transmitido por carta a la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria, Rocío Cardeñoso, y a la secretaria autonómica de SATSE Cantabria, María José Ruiz. En su misiva, la consejera justifica la decisión del Ejecutivo por la necesidad de garantizar la continuidad asistencial en la práctica enfermera y añade que dicho recurso se desarrollará sin perjuicio de otras posibles impugnaciones que pudieran proceder conforme a Derecho. Mientras que no se elaboren y validen los documentos que desarrollen la norma, ha explicado Real, los protocolos y guías que seguirán en vigor serán los actualmente vigentes.

    Por su parte, el consejero de Salud y Políticas Sociales de Extremadura, José María Vergeles, también ha expuesto sus razones para plantear el recurso a la norma, siendo la principal que plantea “problemas muy importantes de funcionamiento” en la organización del Servicio Extremeño de Salud (SES) y supone un “auténtico atropello” a la profesión enfermera, al “limitar el derecho que legalmente tienen de actuación en cierta medida autónoma los profesionales de enfermería de todos los servicios regionales de salud”. Además, ha añadido que la Administración extremeña no tiene “todos los mecanismos para que pueda llevarse a cabo la aplicación inmediata” de dicha medida “en los términos en los que dice”.

    Ambos consejeros, Real y Vergeles, han coincidido en señalar que otra consecuencia negativa del decreto es que enfrenta a médicos y enfermeros, dos colectivos que tradicionalmente han dado lo mejor de sí en un ambiente de colaboración y trabajo en equipo.

  • 24-Dic: Carta a los Gerentes y Directores de Enfermería tras la entrada en vigor del R.D. de Prescripción Enfermera

    La Mesa de la Profesión Enfermera recurrirá ante el Tribunal Supremo el Real Decreto de prescripción enfermera

    La Mesa de la Profesión Enfermera recurrirá ante el Tribunal Supremo el Real Decreto de prescripción enfermera

    En una carta remitida a los 274.000 enfermeros y enfermeras de España, la Mesa de la Profesión Enfermera anuncia que “de manera inmediata vamos a recurrir este RD, ante el Tribunal Supremo, solicitando la suspensión cautelar de su artículo 3”, pues como anuncian, no pararán “de luchar hasta conseguir la modificación de este Real Decreto tan nocivo para nuestra profesión”, para lo que solicitan la colaboración de todos los enfermeros españoles.

    Con la publicación en el Boletín Oficial del Estado “el Gobierno en funciones ha culminado su traición a la profesión enfermera”, señalan en la misiva. Por ello, desde el 24 de diciembre, con la entrada en vigor del Real Decreto, los enfermeros nos podrán realizarse actuaciones “que habitualmente veníamos realizando con medicamentos sujetos a prescripción médica, si no contamos con una prescripción específica del médico para cada paciente”. Como ejemplo ponen cualquier vacuna, utilizar o indicar determinadas pomadas para la realización de curas de heridas o úlceras por presión, o la utilización de todo tipo de heparinas para el mantenimiento de vías periféricas.

    Por este motivo, los enfermeros no podrán aceptar órdenes verbales, pues de lo contrario podrán “incurrir en intrusismo profesional con las graves consecuencias que ello puede tener”, quedando excluidas de la cobertura del seguro de responsabilidad civil.

    Grave situación

    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera –que reúne al Consejo General de Enfermería y el sindicato Satse– son “conscientes de que todo esto va a suponer un grave perjuicio para los ciudadanos, los pacientes y el sistema sanitario en su conjunto, pero no podemos poner en riesgo la seguridad jurídica de ningún profesional.

    Ante esta grave situación, solicitan el apoyo de todos los profesionales “para todas las acciones de información, presión y movilización”, para que “todos juntos, defendamos nuestra seguridad jurídica y nuestra dignidad como profesión”. En todo caso, y para que los enfermeros cuenten con la “total seguridad y garantía jurídica en el ejercicio de tu actividad profesional”, desde la Mesa de la Profesión Enfermera se han preparado unos escritos para que puedan dirigirlos tanto al gerente como a la dirección de Enfermería del centro.

  • 23-Dic:Colegio de Enfermería de Sevilla: Publicado en BOE el R.D. de Prescripción Enfermera

    De manera cobarde y pretendiendo culminar el ataque iniciado en octubre, con la aprobación en Consejo de Ministros del Real Decreto de Prescripción Enfermera, el Gobierno en funciones del Partido Popular ha consumado la traición publicando en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto.
    Dicha norma legislativa, que entrará en vigor a partir de mañana, nos vuelve a situar en una posición subordinada a los profesionales médicos.
    Para tal acción el Gobierno en funciones ha esperado hasta la celebración de las elecciones, en una actuación sin precedentes, para acometer tal flagrante acto.
    A pesar de ello, en los primeros análisis efectuados por el propio Partido Popular seguro que han podido constatar que, también, esta agresión innecesaria por parte del Gobierno Popular les ha podido pasar factura con un castigo significativo en las urnas por la retirada del apoyo de muchos enfermeros y enfermeras.
    En cualquier caso, de la lectura del propio R. Decreto (al ser una chapuza de última hora las modificaciones introducidas a instancias del colectivo médico y en contra del consenso previamente alcanzado entre el Ministerio y la Mesa de la Profesión) se desprende una gran cantidad de contradicciones para el normal desarrollo de las funciones habituales de enfermería, exigiéndose incluso, de manera inaudita, que los profesionales enfermeros tengan que estar acreditados mediante una formación específica para el ejercicio profesional diario.
    Como quiera que el R. Decreto nos deja en una situación de absoluta indefensión, subordinación, dependencia del médico y, por ello, contrario a la autonomía reconocida a nuestra profesión en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias, dicho R. Decreto en la máxima brevedad será recurrido ante las instancias judiciales competente por la Mesa de la Profesión Enfermera (Consejo General de Enfermería y SATSE).
    La inesperada publicación del RD, la incertidumbre latente en estos momentos y las fechas en las que nos encontramos, hacen que el Colegio ruegue a los profesionales estén pendientes de las notificaciones e informaciones que sobre esta transcendental materia se vayan remitiendo por los órganos de representación profesional.

    Ver Real Decreto en BOE

  • 23-Dic: El Gobierno del PP consuma su traición al sistema sanitario publicando hoy el RD de ‘anti prescripción’ enfermera

    El Gobierno del PP consuma su traición al sistema sanitario publicando hoy el RD de “anti prescripción” enfermera
    El Real Decreto de prescripción enfermera se ha publicado en el BOE, entrando en vigor mañana día 24 diciembre. El Gobierno del Partido Popular ha culminado su traición a la profesión enfermera y al normal funcionamiento del sistema sanitario, y lo ha hecho de la misma manera que aprobó el RD de prescripción enfermera en el Consejo de Ministros: con nocturnidad y demostrando una cobardía política sin precedentes en la historia de la Sanidad y la democracia.
    El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ya en funciones, ha publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto con el texto definitivo del artículo 3, el mismo que fue adulterado en el último minuto, a espaldas de las instituciones enfermeras, del Consejo de Estado y de las Comunidades Autónomas, que son quienes verdaderamente gestionan la sanidad y que habían aprobado por unanimidad el decreto original. Estas modificaciones introducidas en el texto legal son radicalmente contrarias al normal funcionamiento de la sanidad y suponen un retroceso de décadas al desarrollo profesional enfermero y, lo que es peor, su aplicación generará un colapso sin precedentes en el sistema sanitario.

    El Gobierno del PP, estando ya en funciones y en situación de máxima debilidad política, ha optado por una estrategia absolutamente impropia de un país democrático y desarrollado: aprovechar a modo de distracción que esta semana es de perfil informativo bajo debido a la resaca postelectoral y las fechas navideñas, para tratar de silenciar la voz de la enfermería española y que no se conozcan las gravísimas consecuencias que este nuevo Real Decreto va a tener para los pacientes y para la sanidad: abocará al Sistema Nacional de Salud a un grave colapso y parálisis asistencial.

    La evidencia de este grave perjuicio sanitario se pone de manifiesto en el hecho de que el Partido Popular se ha quedado solo en la defensa de la modificación anti-enfermera del artículo 3 del decreto. En tan sólo dos meses de campaña de información de la Mesa de la Profesión Enfermera, ya han mostrado su rechazo radical todos los principales partidos en bloque (PSOE, Ciudadanos, Podemos, PNV, Izquierda Unida y UPyD), así como un total de 12 Comunidades Autónomas. Estas últimas, como entidades verdaderamente competentes en materia de Sanidad, están denunciando públicamente los graves perjuicios que supone la alteración del artículo 3 de esta norma para el normal funcionamiento de la atención sanitaria. De hecho, algunas de ellas se ha comprometido a recurrirla ante el Tribunal Supremo.

    A juicio de la Mesa de la Profesión Enfermera, el Gobierno no ha tenido el valor suficiente para publicar este Real Decreto en plazo ordinario y ha esperado a que terminase el proceso electoral buscando a la desesperada que su traición no le generase una sangría de votos sin precedentes. Sin embargo, a la vista de los resultados electorales, está claro que las sucesivas campañas de información de la Mesa Enfermera han conseguido calar en la profesión. Asimismo, el Gobierno del PP es muy consciente de que cometió un gravísimo error aprobando esta modificación en la norma que sólo satisface los intereses particulares de los grupos ultraconservadores médicos y, por ello, ha esperado “al último minuto” para publicarla en el Boletín Oficial del Estado.

    Enfermeros atados de pies y manos

    Desde mañana, día en que entra en vigor el RD, las enfermeras no deberán usar ni indicar ningún medicamento sujeto a prescripción médica, si antes no tienen la prescripción del médico. A este respecto, cabe recordar que hasta ahora, en su trabajo diario, los enfermeros usan e indican un buen número de medicamentos de prescripción médica de manera habitual.

    Sin embargo, a partir de ahora, el nuevo texto deja a la enfermería atada de pies y manos, pues obliga al enfermero a no tomar ni una sola decisión respecto a dichos fármacos, obligando a que el paciente pase previamente siempre por el médico que deberá realizar un diagnóstico, determinar la prescripción y elegir el protocolo a seguir. Este proceso se repetirá ante la más mínima variación del estado del paciente, obligando al ciudadano a volver al médico una y otra vez para que realice su seguimiento.

    De lo contrario, los profesionales enfermeros podrían incurrir en un delito de intrusismo profesional, porque ya ha quedado definitivamente claro que no tienen amparo legal para ello. Asimismo, estas actuaciones dejarán de estar cubiertas por la póliza de responsabilidad civil. Todo ello, a pesar de que estamos hablando de situaciones que hasta ahora resolvían los enfermeros de manera autónoma y con plena satisfacción del paciente y la comunidad sanitaria.

    En definitiva, para el enfermero conllevará una enorme inseguridad personal y profesional, que se habría evitado manteniendo la redacción del artículo 3 del Real Decreto que el Ministerio de Sanidad acordó con la Mesa de la Profesión Enfermera, y que también contaba con el respaldo del resto de partidos políticos y los gobiernos autonómicos.

    Tras la entrada en vigor del Real Decreto, la Mesa de la Profesión Enfermera va utilizar todas las acciones que permita la legalidad vigente y la Constitución Española para tratar de evitar la aplicación del ignominioso artículo 3 de Real Decreto, incluyendo un calendario de acciones y movilización así como actuaciones jurídicas, mediáticas e informativas que se llevarán a cabo en el ámbito nacional e incluso, internacional. No estamos dispuestos a poner en juego la seguridad jurídica ni de los profesionales ni de los pacientes, es por ello que la Mesa de la Profesión Enfermera va a reunir de forma inminente a sus respectivas comisiones ejecutivas para poner en marcha todas las actuaciones aprobadas de forma inmediata.

  • 04-Dic: Más esperas, menos seguridad y peor atención, consecuencias del RD de prescripción enfermera para los ciudadanos

    La Mesa de la Profesión Enfermera informará a usuarios y pacientes de las negativas consecuencias que la norma del Partido Popular tendrá en su atención sanitaria.
    Reuniones con las principales asociaciones y la difusión de material informativo, entre otras acciones para hacer partícipes a los ciudadanos de la nefasta decisión adoptada por el Gobierno a espaldas de los profesionales.
    El retraso en la toma de decisiones y la atención en su conjunto incidirán directamente en la optimización y coordinación de los recursos disponibles, así como en la seguridad del paciente.

    La Mesa de la Profesión Enfermera desarrollará, de manera inmediata, una intensa campaña de información destinada a todos los usuarios y pacientes españoles de cara a que conozcan las negativas repercusiones que el Real Decreto de prescripción enfermera tendrá en la atención que reciben, entre otras: más esperas, más consultas y más burocracia.

    Dentro de las distintas actuaciones que la Mesa de la Profesión Enfermera está desarrollando tras la modificación del artículo 3 del Real Decreto de prescripción enfermera, se ha diseñado una campaña de información y sensibilización con el principal objetivo de que los ciudadanos sepan cómo les va afectar la nefasta actuación del Gobierno del PP.

    En concreto, los representantes de la Mesa de la Profesión Enfermera se reunirán con las principales asociaciones de usuarios y pacientes de España, para que conozcan de primera mano la trascendencia y repercusión que tendrá el Real Decreto, una vez se publique en el BOE. De manera paralela, se editará y difundirá material informativo para que los ciudadanos sepan cómo cambiará la atención que vienen recibiendo, con la colaboración de las asociaciones de usuarios y pacientes.

    En los contactos con las citadas asociaciones, así como en el material informativo, la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE, insistirá en que la norma afectará a prácticamente todos los ámbitos donde los enfermeros desarrollan su trabajo: hospitales, centros de salud, emergencias, residencias, servicios de salud laboral… En todos estos ámbitos, los enfermeros vienen usando e indicando medicamentos de prescripción médica siguiendo protocolos pactados con los médicos o publicados por las autoridades sanitarias, que permiten prestar una adecuada y ágil atención sanitaria y continuidad de los cuidados, sin perjuicio para los pacientes y el sistema sanitario, ahorrando visitas innecesarias a los propios pacientes.

    Algunos ejemplos de situaciones asistenciales que van a verse directamente perjudicadas por esta nueva normativa son, por ejemplo, cuando las enfermeras administran una vacuna, sin una pauta previa del médico; cuando utilizan cremas (algunas de ellas consideradas medicamentos sujetos a prescripción médica) para curar heridas, quemaduras o úlceras por presión, o cuando realizan el seguimiento de los pacientes crónicos en las consultas, por ejemplo, en el caso de los diabéticos o anticoagulados. Asimismo, en todos aquellos servicios donde no hay médicos en plantilla de forma permanente (empresas, escuelas, residencias de mayores, ambulancias…) y la actuación de los enfermeros permite realizar unos cuidados adecuados, en los que en ocasiones es preciso que indiquen medicamentos sujetos a prescripción médica, basándose en protocolos sin una prescripción previa del médico.

    En todas estas situaciones la enfermera quedará “atada de pies y manos” y los ciudadanos y pacientes deberán acudir una y otra vez al médico, ya sea en el primer diagnóstico o posteriormente, ante la más mínima variación de su situación sanitaria, para que el médico revise una y otra vez la prescripción realizada y seleccione el protocolo a seguir. Todo ello a pesar de que estamos hablando de situaciones que habitualmente forman parte de las competencias propias de los enfermeros. Esta nueva situación conllevará, indudablemente, más consultas y más esperas y un previsible colapso de la sanidad.

    La Mesa de la Profesión Enfermera lamenta profundamente las negativas consecuencias que el Real Decreto aprobado por el PP tendrá para los ciudadanos y pacientes, y que se habrían evitado con la redacción del texto normativo que había sido ya consensuado, no sólo con los representantes de la profesión, sino con el resto de partidos políticos y el conjunto de gobiernos autonómicos.

  • 01-Dic: Un 75% de las enfermeras españolas está dispuesto a hacer la huelga competencial

    Un 75% de las enfermeras españolas está dispuesto a hacer la “huelga” competencial

    Claro y contundente rechazo del colectivo enfermero español a la decisión del Gobierno del PP de traicionarle y perjudicar sus intereses y los del ciudadano al que presta sus cuidados.
    Más del 80% de las enfermeras españolas quiere declarar al ministro Alonso persona “non grata”.
    Además, los profesionales enfermeros encuestados quieren sumarse a otras acciones de protesta en contra del RD de prescripción enfermera, como concentraciones y manifestaciones.

    Un 75 por ciento de los profesionales de Enfermería de España consultados por la Mesa de la Profesión Enfermera está dispuesto a hacer “huelga” competencial, una vez publicado en el BOE el Real Decreto de prescripción enfermera. La “huelga” competencial supone que los enfermeros cumplirán exclusivamente con lo establecido en él y, por tanto, no usarán, indicarán, ni autorizarán, en ningún supuesto, la dispensación de ningún medicamento sujeto a prescripción médica a no ser que haya instrucciones precisas cumplimentadas por el médico para cada momento y situación clínica del paciente.

    Entre las distintas acciones que está desarrollando la Mesa de la Profesión Enfermera tras la aprobación de la modificación del artículo 3 del Real Decreto de prescripción enfermera por el Gobierno del PP, se incluyó la difusión de una encuesta cuyos resultados dejan muy claro que el colectivo es perfectamente consciente de que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, les ha engañado y traicionado, al modificar en el último momento el texto previamente acordado e introduciendo un redactado al dictado de organizaciones médicas ultraconservadoras.

    A juicio de la Mesa de la Profesión Enfermera, son modificaciones que van a generar un caos en la sanidad, importantes perjuicios a los pacientes y a los médicos, y un grave retroceso profesional y competencial a los enfermeros que les hará retroceder más de 20 años en sus decisiones sobre los fármacos, a pesar de tener una de las mejores formaciones universitarias del mundo.

    La encuesta pregunta por el tipo de acciones que estarían dispuestos a llevar a cabo y los enfermeros tienen una respuesta contundente. Un 74,56 por ciento está dispuesto a hacer “huelga” competencial, y, por tanto, no usará, indicará ni autorizará, en ningún supuesto, la dispensación de ningún medicamento sujeto a prescripción médica a no ser que haya instrucciones precisas cumplimentadas por el médico para cada momento y situación clínica del paciente.

    Es necesario aclarar que en todos los ámbitos donde los enfermeros desarrollan su trabajo (hospitales, atención primaria, ambulancias, residencias, salud laboral, etc), estos profesionales vienen usando e indicando medicamentos de prescripción médica siguiendo protocolos pactados con los médicos o publicados por las autoridades sanitarias. Se trata de asistencia cien por cien enfermera que, sin embargo, con la aplicación del nuevo Real Decreto, pasará a estar prohibida y, de realizarse, podría ser calificada como delito de intrusismo profesional y, en caso de siniestro, no estaría cubierta por el seguro de responsabilidad civil.

    Junto a la opción de la “huelga” competencial, un 27,45 por ciento indica que se sumaría a las concentraciones que en los centros sanitarios se produjesen, un 28,84 por ciento participaría en manifestaciones en contra del Real Decreto y sólo un 8,46 por ciento no llevaría a cabo ninguna acción.

    Asimismo, en la encuesta se ha preguntado a los profesionales si creen que podrán seguir realizando con normalidad habitual todos aquellos procedimientos de su práctica diaria que conllevan uso de medicamentos sujetos a prescripción médica: un 73,76 por ciento responde claramente que no, mientras que un 15,48 por ciento no está seguro, y sólo un 10,76 por ciento cree que seguirá haciendo su asistencia como hasta ahora.

    La encuesta ha contado con un grado de participación sin precedentes en la historia de la sanidad, recibiéndose 24.341 respuestas. Respecto a la opinión reflejada, cabe señalar también que una amplísima mayoría, un 80,53 por ciento, está de acuerdo con que la Mesa de la Profesión Enfermera declare a Alfonso Alonso persona “non grata” para la Enfermería española. Por su parte, sólo un 7,66 por ciento de los enfermeros no está de acuerdo con esta opción, y un 11,81 por ciento no tiene claro dicha declaración.

    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE, se ha valorado muy positivamente los resultados de esta encuesta que pone de manifiesto dos cosas:

    El rechazo mayoritario de la profesión a la traición perpetrada por el Partido Popular y la rotundidad de los enfermeros a la hora de actuar.
    Las enfermeras/os están dispuestos a cumplir con la huelga competencial.
    La Mesa de la Profesión Enfermera destaca también el alto grado de participación en la encuesta. Mientras que la mayoría de este tipo de sondeos de opinión cuentan con un universo de 1.000-2.000 respuestas, en este caso se ha alcanzado la cifra de aproximadamente 25.000.

    Finalmente, cabe señalar que los profesionales encuestados también han aportado multitud de casos y situaciones concretas donde se verá afectado su trabajo desde la publicación del Real Decreto. Una información que resultará de mucha utilidad de cara a la elaboración de todo el material informativo que próximamente difundirá la Mesa, con el objetivo de que profesionales y ciudadanos conozcan todas las repercusiones que tendrá la medida injusta y chapucera del Gobierno del Partido Popular

  • 30-Nov: La Mesa Enfermera pide a los partidos que presenten iniciativas en contra del RD en los parlamentos autonómicos

    Las cámaras de Baleares y La Rioja debatirán en próximas fechas dos Proposiciones no de Ley en contra de la norma del PP.
    Doce CC.AA. y los principales partidos políticos ahora en la oposición han manifestado su rechazo al RD y se han comprometido a hacer todo lo que esté en su mano para cambiarlo.
    Inseguridad en enfermeros, médicos y pacientes, descoordinación y caos asistencial, consecuencias del Real Decreto “anti prescripción enfermera”.

    La Mesa de la Profesión Enfermera se ha dirigido a los principales partidos políticos con representación en los distintos parlamentos autonómicos para que presenten iniciativas, como proposiciones no de ley, que insten al Gobierno central a que suspenda el Real Decreto de prescripción enfermera por los perjuicios que supondrá en la actividad sanitaria de sus respectivas comunidades autónomas.

    En los parlamentos de Baleares y La Rioja ya se han planteado dos Proposiciones no de Ley (PNL). En el primer caso se ha registrado una PNL por parte del Pi-Proposta per les Illes Balears, y en el segundo el PSOE, quien ha mostrado su rechazo a la decisión del Gobierno ‘popular’ de modificar en el último momento el texto normativo que contaba con el respaldo de la profesión enfermera y de los distintos gobiernos autonómicos.

    Se suman así a la campaña iniciada desde la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE, para denunciar el “ataque” a la profesión por parte del partido en el Gobierno e intentar que no llegue a aplicarse por la inseguridad, descoordinación, caos asistencial y enfrentamiento profesional que va a provocar.

    La Mesa de la Profesión Enfermera espera que otras formaciones políticas con representación en las cámaras autonómicas también manifiesten su rechazo a la norma estatal y presionen para que su suprima el actual RD y se apruebe otra nueva norma que cuente con el respaldo de las profesiones afectadas. Doce CC.AA. y los principales partidos políticos ahora en la oposición (PSOE, Podemos y Ciudadanos) han manifestado su rechazo al RD y se han comprometido a hacer todo lo que esté en su mano para cambiarlo.

    El PSOE y Ciudadanos ya han hecho público, a través de sus respectivos programas electorales, el compromiso claro con la profesión enfermera para restituir la grave situación creada por el Gobierno del Partido Popular.

    Una vez se publique en BOE, la Mesa recuerda que los profesionales de Enfermeríano podránusar ni indicar a sus pacientes medicamentos sujetos a prescripción médica sin la previa receta del médico, caso, por ejemplo, de las vacunas, lo que conllevará una peor atención a los ciudadanos(más esperas, más consultas y más gestiones…).

    Los representantes enfermeros han reiterado que, una vez entre en vigor el RD, los profesionales de Enfermería tendrán que modificar su forma de actuar si no quieren ir contra la Ley y su propio Código Deontológico, porque, de lo contrario, supondría asumir una responsabilidad que no le corresponde (delito de intrusismo profesional). Algo que, además, no estará cubierto por la póliza de responsabilidad civil.

  • 23-Nov: Prestigiosos juristas independientes confirman la ilegalidad del texto

    El artículo 3 del RD de prescripción enfermera provocará grave inseguridad a enfermeros, médicos y pacientes
    – El dictamen jurídico independiente confirma que hay fundamentos más que suficientes para presentar un recurso ante el Tribunal Supremo pidiendo la suspensión de este artículo del RD, una vez se publique en el BOE.
    – El texto cierne sobre el enfermero una enorme inseguridad personal y profesional al obligarle a decidir entre cumplir la legalidad o actuar en contra de lo que dice el RD. Este último supuesto podría acarrearle responsabilidades disciplinarias, civiles e incluso penales.
    – La nueva redacción del artículo 3 del Real Decreto genera también inseguridad en todo el sistema sanitario, pues en lugar de cumplir la finalidad de la Ley del Medicamento de dar cobertura a una serie de situaciones no reguladas, provocará descoordinación y caos.

    Víctor Aznar, Máximo González Jurado, Carlos Vázquez y Paco Corpas, en la presentación del análisis jurídico del RD de prescripción enfermera. Imagen: Ana Muñoz

    La Mesa de la Profesión Enfermera ha presentado hoy, en rueda de prensa, los fundamentos del Dictamen Jurídico elaborado por un equipo de juristas del despacho Gómez-Acebo & Pombo, dirigido por el prestigioso catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid, el profesor Juan Alfonso Santamaría Pastor. Las conclusiones de este equipo de profesionales independientes han venido a confirmar las advertencias que, desde hace semanas, viene realizando públicamente la profesión enfermera: el texto final del Real Decreto de Prescripción Enfermera aprobado en Consejo de Ministros y modificado ilícitamente por el Gobierno del PP, acarreará para los enfermeros consecuencias muy graves de carácter penal, civil, laboral y administrativo.

    “Una vez que el Real Decreto de prescripción enfermera llegue a publicarse en el BOE, las enfermeras se enfrentarán a una grave inseguridad jurídica y a un riesgo de responsabilidades personales muy fuertes”. Así de contundente se ha mostrado el coordinador del equipo de juristas que ha elaborado el dictamen, Carlos Vázquez Cobos, durante la presentación a los medios del Dictamen Jurídico realizado por iniciativa de la Mesa de la Profesión Enfermera -formada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE-.

    Entre las principales conclusiones a las que han llegado estos juristas, que se caracterizan por su absoluta independencia respecto al conflicto profesional, destaca que “este texto no se ajusta a la legalidad” porque va en contra de la Ley del Medicamento aprobada en 2009, que modificaba el texto normativo de 2006.

    “Hemos visto que hay una enorme inseguridad en la propia legalidad del decreto porque tenemos grandes dudas sobre la manera con la que se ha aprobado. Introduce unos requisitos que no están en la ley”, ha puntualizado Vázquez, quien ha confirmado que hay fundamentos más que suficientes para presentar un recurso ante el Tribunal Supremo pidiendo su suspensión.

    Inseguridad a todos los niveles

    El jurista independiente ha aseverado que “desde el punto de vista jurídico provoca inseguridad a todos los niveles. Obliga al médico a hacer todo, a estar presente en todos los procesos de diagnóstico, seguimiento… Sobre el enfermero se cierne una enorme inseguridad personal y profesional. Tiene que decidir entre cumplir la legalidad o actuar en contra de lo que dice el RD, lo que igual le acarrea responsabilidades, incluso penales”.

    Asimismo, ha apuntado que “para el sistema sanitario en sí también genera inseguridades, pues en lugar de cumplir la finalidad de la Ley, de dar cobertura a una serie de situaciones no reguladas hasta entonces, provocará descoordinación. Esta regulación impide que se aplique cumpla lo que la Ley establece. Es totalmente desaconsejable la aplicación del RD en los términos en los que está redactado. Se aconseja la impugnación del mismo. Hay un riesgo de responsabilidades de todos aquellos profesionales que intervienen en el proceso”

    Además, en cuanto a la modificación del decreto a última hora y sin previo aviso a las partes implicadas, desde Gómez-Acebo & Pombo han explicado que “si un decreto que ha obtenido el visto bueno del Consejo de Estado se modifica sustancialmente a la hora de aprobarse, debería volver a someterse a un nuevo proceso de análisis”. En este sentido, el dictamen considera que “aunque sólo es un párrafo lo que ha cambiado, en realidad es una modificación sustancial porque cambia todo el decreto”.

    Ante esta situación en la que se encontrará la profesión nada más publicarse el decreto (hoy se cumple un mes desde su aprobación en Consejo de Ministros), el presidente del CGE, Máximo González Jurado, y el del SATSE, Víctor Aznar, han recordado que “la traición del Gobierno del PP hace imparable las movilizaciones de la profesión”. “Esto no hay quien lo pare en 2016 y vamos a luchar porque se modifique el artículo 3 del decreto tal y como ha sido aprobado”, ha destacado González Jurado.

    Tras escuchar los fundamentos del dictamen del equipo de juristas, González Jurado ha puntualizado que “si este decreto se publica en el BOE, será imposible de aplicar”. “Esto que han hecho es la antología del disparate y la inaplicabilidad, por lo que la única salida que hay ahora es que el próximo Gobierno que saldrá de las elecciones generales del 20 de diciembre busque un acuerdo y un buen consenso entre las dos profesiones”, ha afirmado.

    Por su parte, Víctor Aznar ha anunciado que en el momento que se forme un nuevo Gobierno, la enfermería le dará 100 días para que se modifique y si no se hace, “reaccionaremos convocando un gran congreso con 15.000 enfermeras en Madrid”. “Queremos que sean los profesionales los que movilicen el cambio”, ha aseverado Aznar, que ha recordado que ya se han reunido con los principales partidos políticos (PSOE, Ciudadanos, Podemos y PNV) y con los gobiernos de las CC.AA, y todos les han mostrado su apoyo y la necesidad de cambiar este artículo.

    PSOE, Ciudadanos, Podemos y PNV

    “El PSOE ya lo ha incluido en su programa electoral y Ciudadanos, Podemos y PNV también nos han dicho que el mismo día que se publique, ellos lo impugnarán. Un total de 12 comunidades autónomas también nos han dado su respaldo. No vamos a permitir que a ningún profesional se le chantajee y, en cuanto se publique, nosotros presentaremos el recurso ante el Tribunal Supremo”, ha resaltado Víctor Aznar.

    Con las conclusiones del dictamen, y constatando el apoyo por parte del resto de partidos y la inmensa mayoría de las Comunidades Autónomas, la Mesa de la Profesión Enfermera ha asegurado que lo más lógico es que el Real Decreto nunca llegue a publicarse en el BOE. “El artículo 3 del decreto está muerto y aquí tiene que haber un cambio”, ha concluido González Jurado.

  • 20-Nov: Presentación de un dictamen jurídico independiente que desvela las gravísimas irregularidades del Decreto de Prescripción Enfermera aprobado por el Gobierno del PP

    Ha sido dirigido por el prestigioso catedrático en Derecho Administrativo, el profesor Juan Alfonso Santamaría Pastor.
    Sus conclusiones son demoledoras y demuestran consecuencias muy graves de carácter penal, civil, laboral y administrativo para los profesionales.
    El RD de Prescripción Enfermera aprobado en el Consejo de Ministros fue modificado en el último minuto, a espaldas de la enfermería. El texto final es contrario a la Soberanía Popular (Ley del Medicamento), el criterio del Consejo de Estado y el acuerdo unánime en el Consejo Interterritorial (Consejerías de Salud).

    La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE, dará a conocer el próximo lunes, 23 de noviembre, los fundamentos del Dictamen Jurídico sobre el Real Decreto de Prescripción Enfermera aprobado en Consejo de Ministros y adulterado ilícitamente por el Gobierno del PP. Este dictamen ha sido dirigido por un jurista independiente, el prestigioso catedrático en Derecho Administrativo, el profesor Juan Alfonso Santamaría Pastor y sus conclusiones son demoledoras y demuestran consecuencias muy graves de carácter penal, civil, laboral y administrativo.

    Cabe recordar que el texto definitivo aprobado en el Consejo de Ministros fue modificado en el último minuto, a espaldas de la profesión que se ve directamente regulada, la enfermería. Dicho texto legal es contrario a lo establecido por la Soberanía Popular (Ley del Medicamento), el dictamen del Consejo de Estado y el acuerdo unánime del Consejo Interterritorial (las Consejerías de Salud).

    Todos los pormenores del Dictamen y de las acciones jurídicas que la Mesa de la Profesión Enfermera va a desarrollar a raíz del mismo se darán a conocer en un desayuno informativo con los presidentes del CGE, Máximo González Jurado, y, del Sindicato de Enfermería, Víctor Aznar, que tendrá lugar este lunes, 23 de noviembre, a las 10:30 horas, en el Club Financiero Génova (c/ Marqués de la Ensenada, 14. Planta 14. Madrid).

  • 19-Nov: Los cambios de última hora en el RD de prescripción enfermera son una “auténtica chapuza jurídica” sin precedentes

    Foto de familia de los asistentes a la reunión en la sede del Consejo General de Enfermería

    Foto de familia de los asistentes a la reunión en la sede del Consejo General de Enfermería

    Los abogados y expertos en comunicación de la Organización Colegial de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE, han celebrado hoy una jornada de trabajo conjunto para ultimar las distintas acciones jurídicas y de comunicación que se van a poner en marcha como consecuencia de la modificación extemporánea e ilegal del texto definitivo del Real Decreto sobre prescripción enfermera perpetrado por el Gobierno del Partido Popular.

    Los juristas, venidos de toda España, han estado consensuando las actuaciones jurídicas a desarrollar, una vez se publique en el BOE el Real Decreto, con el que el Gobierno del PP ha incurrido en irregularidades de forma y fondo que, además de ser contrarias a ley, perjudican gravemente a los ciudadanos y profesionales.

    Además de la experta opinión de los distintos asesores jurídicos de ambas organizaciones, la Mesa de la Profesión Enfermera cuenta con el dictamen de un prestigioso despacho de abogados que confirma que los cambios promovidos a última hora en el texto normativo del Ministerio de Sanidad son un “auténtica chapuza” desde el punto de vista jurídico.

    En este sentido, el dictamen, cuyos fundamentos se darán a conocer la próxima semana en una rueda de prensa en Madrid, avala las distintas acciones legales, que la Mesa de la Profesión Enfermera pretende poner en marcha una vez se publique en BOE el RD, algo que, 27 días después de su aprobación en Consejo de  Ministros, aún no se ha producido. Se trata de un retraso muy poco habitual que, a juicio de la Mesa, constata que sus propios responsables son conscientes de los errores cometidos y, por ello, intentan dilatar su entrada en vigor lo máximo posible.

    Nuevas campañas de comunicación

    De manera paralela, Organización Colegial y SATSE han reunido hoy a sus responsables de comunicación para reforzar la intensa campaña de comunicación puesta en marcha para dar a conocer a ciudadanos y profesionales las graves consecuencias que para ellos tendrá la entrada en vigor de la normativa del PP. Así, se han acordado nuevas estrategias dirigidas a mejorar la eficacia de los mensajes, impulsando nuevas campañas y mejorando las actuaciones de información y sensibilización en todos los ámbitos (medios de comunicación, jornadas, reuniones, material informativo -guías, folletos-, entorno 2.0…).

    Las campañas de comunicación dirigidas a los ciudadanos informarán de cómo históricamente los enfermeros han usado o indicado determinados medicamentos de prescripción médica a través de protocolos realizados por equipos multidisciplinares o por las autoridades sanitarias. Todas estas actuaciones, que forman parte de la práctica enfermera, serían vetadas y prohibidas tras la publicación en el BOE del Decreto. El nuevo texto modificado por el Gobierno obligará a que el paciente, ante la más mínima variación de su estado, se vea obligado a acudir al médico para que le diagnostique, prescriba una o realice el seguimiento del tratamiento. Esto conllevará más esperas, más consultas y más gestiones para los ciudadanos y pacientes, afectando muy directamente al desarrollo normal de la asistencia sanitaria.

    Finalmente, en el caso de los profesionales, también se van a desarrollar compañas informativas para poner en su conocimiento la nueva situación creada por el Gobierno del PP y la obligación de cumplir con la legalidad vigente, es decir, de ajustarse estrictamente a lo establecido en el Real Decreto. De lo contrario, los enfermeros estarán actuando en contra de la ley y su Código Deontológico, asumiendo una responsabilidad profesional que no les corresponde, con las pertinentes consecuencias de todo tipo: posible comisión de un delito de intrusismo profesional, posibles denuncias por lesiones o por homicidio; y en todo caso, la no cobertura por parte de la póliza de responsabilidad civil.

  • 13-Nov: Extremadura estudiará la ‘incomprensible situación’ generada por el RD de prescripción enfermera

    El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha comprometido con la profesión a estudiar la “incomprensible situación” generada por el Real Decreto de prescripción enfermera aprobado por el gobierno del Partido Popular.
    Máximo González Jurado solicita formalmente al presidente de Extremadura su involucración directa en la situación creada por el Ejecutivo central.
    El VIII Encuentro Ibérico de Enfermería se está celebrando en Cáceres bajo el lema “Seguridad de los Pacientes y Profesionales: Priorizando Objetivos”.

     

    El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha comprometido con la profesión a estudiar la “incomprensible situación” generada por el Real Decreto de prescripción enfermera aprobado por el gobierno del Partido Popular. Fernández Vara ha expresado este compromiso durante la inauguración del VIII Encuentro Ibérico de Enfermería que se está celebrando en Cáceres bajo el lema “Seguridad de los Pacientes y Profesionales: Priorizando Objetivos”.

    Tras haber recibido la misiva que esta semana le remitió la Mesa de la Profesión Enfermera, que integran el Consejo General de Enfermería y el sindicado Satse, Fernández Vara ha tachado toda esta situación de “incomprensible”, pues como explicaba Máximo González Jurado, presidente del CGE, la traición del actual Gobierno del Partido Popular y del Ministerio de Sanidad, que cambió el Real Decreto de prescripción enfermera en el último momento, ha supuesto la aprobación de una norma “ajena a la realidad asistencia enfermera y a las necesidades actuales y futuras de los pacientes, un decreto que supone una involución para la enfermería española de más de 40 años y que va a declarar una huelga competencial forzosa en todo el Estado porque a partir de ahora para usar o indicar cualquier medicamento de prescripción médica deberemos enviar el paciente a la consulta del galeno de forma sostenida para que este realice cada mínima modificación en la prescripción, por nimia que sea. Es un disparate, pero estamos atados de pies y manos”.

    Ante estos hechos, Máximo González Jurado ha solicitado formalmente al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, su involucración directa en la situación creada por el Gobierno del PP respecto al desarrollo de la prescripción enfermera.  Guante que ha recogido el presidente extremeño afirmando que estudiarán la situación generada y las posibles opciones a seguir, algo en lo que ha coincidido el director gerente del Servicio Extremeño de Salud, Ceciliano Franco Rubio.

    Del curar al cuidar

    Durante la ponencia que ha pronunciado el presidente del Consejo General de Enfermería, González Jurado ha presentado la nueva estrategia aprobada por la Organización Colegial de Enfermería: Del Curar, al Cuidar. En ella ha analizado la situación actual de la sanidad asegurando la necesidad imperiosa de conocer las necesidades de la sociedad para las próximas décadas. En este sentido ha detallado el Macroestudio en el que está inmersa la enfermería española de cara a poder dar respuestas a estos interrogantes.

    Para Máximo González Jurado, “si queremos tener una sistema sanitario que dé respuesta a las necesidades de salud de la población no hay otro camino que pasar de una sanidad actual centrada en el CURAR otra donde el verdadero peso se centre en CUIDAR. La realidad actual pasa por una porque asistimos a una sociedad cada vez más envejecida, donde la esperanza de vida de hombres y mujeres ha aumentado muchísimo en los últimos años hasta superar los 80 años en ambos géneros. Una realidad aún mayor en España porque somos el segundo país con mayor esperanza de vida de Europa. Y ante esta situación la estrategia sanitaria no debe centrarse en darle más años a la vida sino en dar más y mejor vida a los años”, explicaba.

    El presidente de los 274.000 enfermeros y enfermeras que trabajan en España ha destacado también que no cabe ninguna duda de que “esta hoja de ruta sanitaria que vamos a trazar debe centrarse también en las enfermedades crónicas. Porque gracias a los avances clínicos y tecnológicos, en los últimos años muchas enfermedades que hasta ahora eran mortales, han pasado a ser crónicas. el número de pacientes con este tipo de patologías se está multiplicando cada año y ante esta situación sólo cabe apostar por el cuidado y por la educación de estos pacientes en la autogestión de su patología. Tenemos que volcarnos en los crónicos, enseñarles cómo cuidar de sí mismos y evitar complicaciones, y ahí no cabe ninguna duda que la asistencia recae de forma fundamental en la profesión enfermera”.

     VIII Encuentro ibérico

    Bajo el lema “Seguridad de los Pacientes y Profesionales: Priorizando Objetivos” se celebra hasta el 14 de noviembre este octavo encuentro, de carácter bienal, en el que se están exponiendo los Planes Estratégicos en relación a la Seguridad del Paciente que se están llevando a cabo en Portugal y Extremadura. Se abordan ámbitos específicos como son la Salud Mental, Hospitalización, Prescripción y Administración de Medicación. Dándose a conocer aquellos aspectos curriculares relacionados con la Seguridad del Paciente en el Grado de Enfermería.

    En palabras de la presidenta del Colegio de Enfermería de Cáceres, Raquel Rodríguez Llanos, “los cuidados de enfermeras y enfermeros no tienen fronteras”.  Por ese motivo, desde hace ocho años venimos desarrollando entre Encuentro, en el que estrechamos un lazo de seguridad para los pacientes. En colaboración con los profesionales de la Sección Regional da Centro de la Ordem dos Enfermeiros –al encuentro asiste el presidente de los enfermeros lusos o Bastonário da Ordem dos Enfermeiros de Portugal, Germano Couto– y los de nuestro Colegio, compartimos experiencias, intercambiamos conocimientos y nos aseguramos de que se cumpla la misión principal de la profesión de enfermería: Proteger la salud de las personas  y garantizar la seguridad de los pacientes desde una práctica profesional ética, autónoma y competente en cualquier ámbito asistencial y de especialidad. Prestar los mejores cuidados profesionales de Enfermería con la máxima calidad y seguridad para las personas, las familias y las comunidades”, esa es nuestra vocación.

    En su desarrollo, “contribuiremos a fortalecer y sostener los sistemas sanitarios públicos hispano-lusos pero sobre todo a proteger, prevenir y cuidar la salud de ambas poblaciones. Además asociarnos entre profesionales de ambos países nos da sentido de identidad y prestigio fomentando la formación, la investigación y la participación para satisfacer las necesidades de cuidados que la sociedad nos demanda y cumplir con las expectativas profesionales de enfermeras y enfermeros”.

  • 12-Nov: El Gobierno del PP crea un grave problema asistencial en Sevilla por anular las funciones de Enfermería

    El Ministerio de Sanidad incumple la Ley del Medicamento, engaña a la profesión enfermera y aprueba una normativa que perjudica a los usuarios, anulando además la normativa vigente en Andalucía desde 2009.
    Los cerca de 10.000 profesionales de Enfermería de Sevilla dejarán de usar e indicar determinados fármacos sin la prescripción previa de un médico, exponiéndose si no a ser denunciadas por intrusismo profesional.
    La Consejería de Sanidad de Andalucía será la que tenga que dar solución a la “huelga” competencial que se verán obligados a realizar los profesionales enfermeros por la irresponsabilidad del Gobierno del PP, y que repercutirá, a su pesar, en los tiempos de atención a los ciudadanos.

    PrescripcionEnfer

    Los cerca de 10.000 profesionales de Enfermería de Sevilla no podrán usar ni indicar a sus pacientes medicamentos sujetos a prescripción médica sin la previa receta del médico, caso, por ejemplo, de las vacunas, lo que conllevará una peor atención a los sevillanos, con incrementos de las esperas y las gestiones, tras la aprobación por parte del Gobierno del PP de un Real Decreto que también perjudicará al Servicio Sanitario Público andaluz y su normativa sobre prescripción enfermera, vigente desde 2009.

    Según han explicado los representantes provinciales y autonómicos de la Mesa de la Profesión Enfermera, el Ministerio de Sanidad ha traicionado y engañado a la profesión enfermera al modificar, en el último momento, el texto del Real Decreto de prescripción enfermera que había acordado con la Mesa de la Profesión Enfermera y aprobar, finalmente, una normativa que deteriora la calidad asistencial que se ofrece a los ciudadanos.

    Los representantes enfermeros han indicado que, una vez se publique en el BOE el Real Decreto, el Gobierno del PP pasará “la patata caliente” a las CC.AA., y será el consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, al que le corresponda asumir una situación creada por la administración central.

    Se da, además, la circunstancia de que el texto inicial acordado con la profesión enfermera fue ratificado también por Andalucía, a través de su consejero de Salud, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrado el pasado mes de marzo. Por ello, desde la Mesa de la Profesión se ha solicitado también una reunión con Aquilino Alonso de cara a recabar su apoyo en su demanda de cambio del RD.

    Situación en Andalucía

    De hecho, los representantes de la Mesa de la Profesión han alertado de la situación especial que se producirá en Andalucía cuando se publique el nuevo Real Decreto. Según recuerdan, Andalucía fue pionera en legislar sobre la actuación de las enfermeras y los enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica, con la publicación del Decreto 307/2009, de 21 de julio, por el que se define la actuación de las enfermeras y los enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

    En el Sistema Sanitario Público Andaluz son más de 7.600 las enfermeras que ya venían prescribiendo medicamentos y productos sanitarios de forma autónoma, gestionando órdenes por valor de 80 millones de euros durante 2014. Además, son ya más de 2.600 los profesionales de Enfermería formados y acreditados para desarrollar la denominada prescripción colaborativa.

    Todos estos avances para la profesión enfermera y para los usuarios de la Sanidad Pública andaluza quedan ahora anulados por el carácter de normativa básica del RD estatal. Entre otras cuestiones, el RD poniendo en cuestión los protocolos establecidos o autorizados por la Consejería de Salud sobre esta materia y que tendrá que aclarar la propia Junta de Andalucía en aras de preservar el sistema vigente en la Comunidad Autónoma.

    Repercusiones ciudadanas

    En cuanto a las repercusiones que tendrá para los ciudadanos, los representantes de la enfermería han destacado que la norma afectará a todos los ámbitos donde los enfermeros desarrollan su trabajo: hospitales, centros de atención primaria, ambulancias, residencias, servicios de salud laboral…

    Así han apuntado que los profesionales vienen usando e indicando medicamentos de prescripción médica siguiendo protocolos pactados con la profesión médica o publicados por las autoridades sanitarias. Se trata de una actuación más de su asistencia enfermera que en el ámbito del fármaco son vitales para garantizar la continuidad de los cuidados y agilizar la toma de decisiones y la atención en su conjunto, aspectos que inciden directamente en la optimización y coordinación de los recursos disponibles y en la seguridad del paciente, funciones que impide el nuevo Real Decreto.

    Algunos ejemplos los encontramos cuando las enfermeras administran una vacuna; cuando las matronas atienden un parto de forma autónoma; cuando utilizan productos de uso tópico (algunos de ellos considerados medicamentos sujetos a prescripción médica) para curar heridas, quemaduras o ulceras por presión, o cuando regulan la medicación a los pacientes crónicos en las consultas, por ejemplo, en el caso de los diabéticos.

    Asimismo, en todos aquellos servicios donde no hay médicos en plantilla de forma permanente (empresas, escuelas, residencias de mayores, ambulancias…) la enfermera tendrá que esperar a tener un diagnóstico y una prescripción médica individualizada antes de actuar en innumerables situaciones, con el consiguiente perjuicio para sus pacientes.

    Los representantes enfermeros han reiterado que, una vez entre en vigor el RD, los profesionales de Enfermería tendrán que modificar su forma de actuar sino quieren ir contra la Ley y su propio Código Deontológico, porque, de lo contrario, supondría asumir una responsabilidad que no le corresponde (intrusismo profesional). Algo que, además, no estará cubierto por la póliza de responsabilidad civil.

    Huelga competencial

    Ante esta situación, desde la Mesa de la Profesión se ha instado a los profesionales de enfermería a que realicen la denominada “huelga competencial”, es decir, que no realicen ninguna actuación relativa a medicamentos sujetos a prescripción médica sin el estricto cumplimiento de las formalidades impuestas por el Real Decreto aprobado.

    Esta situación absolutamente lamentable, por el perjuicio que supondrá para los pacientes, ha sido provocada por el PP. Por este motivo, desde la Mesa se ha pedido a Aquilino Alonso que dicte las instrucciones precisas para que los órganos directivos de los centros e instituciones sanitarias de la Sistema Sanitario Público Andaluz respeten el quehacer diario de todos los enfermeros que a partir de ahora se verán obligados a actuar conforme a lo previsto en el Real Decreto y no les obliguen a realizar cualquier acción que les lleve a una inseguridad jurídica.

    Asimismo, ya que la Junta de Andalucía deberá adecuar el régimen establecido en el Decreto andaluz de 2009 a este Real Decreto, se exigirá a la Consejería de Salud un pronunciamiento sobre la realización de las actividades reguladas hasta la fecha por el Decreto autonómico, así como una defensa de la prescripción enfermera tal y como ya han hecho desde otros servicios de salud autonómicos, como el del País Vasco o la consejera de Baleares.

    Entre otras acciones previstas por la Profesión Enfermera, los ponentes han destacado el desarrollo de una campaña de información y sensibilización social en todo el Estado, para que los ciudadanos conozcan que la decisión adoptada por el Gobierno del PP supondrá más tiempos de espera, más consultas y más gestiones. En definitiva, una peor atención de la que no será responsable, en modo alguno, el profesional enfermero.

    Asimismo, se celebrarán jornadas de responsabilidad civil en todos los centros sanitarios para que los profesionales enfermeros conozcan las consecuencias del Real Decreto en lo que respecta a su seguridad jurídica y actuación profesional. De igual manera, los enfermeros contarán con todo tipo de información y asesoramiento en la sede provincial de SATSE y en el Colegio de Enfermería de Sevilla.

  • 11-Nov: Carta de la Mesa de la Profesión Enfermera a los Presidentes Autonómicos.

    El Gobierno del PP ningunea a las CC.AA. y les obliga a pagar los platos rotos del disparate de la prescripción enfermera
     La Mesa escribe a los presidentes autonómicos informándoles que serán sus comunidades autónomas quienes deberán asumir la responsabilidad de resolver la parálisis asistencial que generará el Real Decreto de prescripción enfermera una vez entre en vigor.
     El PP ha ignorado y ninguneado a las CC.AA. al aprobar una normativa que contradice todo lo acordado por unánime consenso en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.
     La Mesa de la Profesión Enfermera continúa su calendario de acciones en contra de la norma del Gobierno, estando prevista la celebración de una reunión en fecha muy próxima con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

    Madrid, 11 de noviembre de 2015. – La Mesa de la Profesión Enfermera ha remitido una carta a todos los Presidentes autonómicos en la que les advierte sobre la parálisis y caos asistencial que generará en sus respectivos servicios de salud el Real Decreto de prescripción enfermera aprobado por el Gobierno del PP, y que aún está pendiente de publicación en el Boletín Oficial del Estado.

    En la misiva, los presidentes del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, y del Sindicato de Enfermería, SATSE, Víctor Aznar, recuerdan a los responsables de los ejecutivos autonómicos que el Gobierno del PP ha aprobado un texto normativo que no respeta lo acordado con sus respectivos consejeros de Sanidad, en la reunión del Consejo Interterritorial del SNS del pasado mes de marzo.

    En este sentido, apuntan que, después de seis años de negociación y 90 versiones del texto, el Partido Popular ha tomado una decisión de gran calado para el funcionamiento del SNS a espaldas de todas las partes implicadas, entre ellas, los gobiernos autonómicos, sin importarle ni lo más mínimo la negativa repercusión que tendrá en la atención sanitaria hacia los pacientes y ciudadanos de todas las comunidades autónomas.

    En concreto, explican que el someter el uso, la indicación y la autorización de dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica, como estaba previsto en la Ley del Medicamento, al previo diagnóstico y prescripción del médico, conllevará indudablemente más esperas, más consultas y más gestiones para los ciudadanos y pacientes, algo que afectará muy directamente al desarrollo normal de la asistencia sanitaria en cada comunidad autónoma. Una medida, en definitiva que, lejos de constituir una garantía dificulta la continuidad asistencial, incrementa la burocracia del sistema, entorpece el trabajo de médicos y enfermeros y deshumaniza la atención sanitaria.

    Algunos ejemplos los encontramos cuando las enfermeras administran una vacuna; cuando las matronas atienden un parto de forma autónoma; cuando utilizan cremas (algunas de ellas consideradas medicamentos sujetos a prescripción médica) para curar heridas, quemaduras o ulceras por presión en una visita domiciliaria, o cuando regulan la medicación a los pacientes crónicos en las consultas, por ejemplo, en el caso de los diabéticos.

    Una situación sobre la que la Mesa de la Profesión Enfermera ya ha informado a los correspondientes consejeros de Sanidad y gerentes de los servicios autonómicos de salud, pidiéndoles que dicten las instrucciones precisas para que los órganos directores de los centros e instituciones sanitarias de su ámbito territorial, respeten la legítima conducta de todos los enfermeros, quienes a partir de ahora no tendrán otro camino que actuar conforme a lo previsto en el Real Decreto para no ser denunciados de intrusismo profesional.

    Desde la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Sindicato de Enfermería, SATSE, y el Consejo General de Enfermería, se recuerda que, tras la aprobación del Real Decreto en Consejo de Ministros y estando aún pendiente su publicación en el Boletín Oficial del Estado, ya se han realizado distintas acciones para intentar cambiar la norma.

    Además de una encuesta remitida a los profesionales, cuyos resultados definitivos se conocerán dentro de unos días, se han mantenido reuniones con representantes del PSOE y Ciudadanos, estando ya cerrada una reunión en próximas fechas con el secretario general socialista, Pedro Sánchez, y Podemos. Asimismo, se ha contactado con los consejeros de Sanidad y directores gerentes de los servicios de salud autonómicos; se ha iniciado la campaña de información a profesionales, con el envío de cartas, y también a ciudadanos, y se están ultimando las acciones jurídicas en contra la decisión del Gobierno.

    – Descargar la Carta de la Mesa de la Profesión Enfermera a los Presidentes Autonómicos en PDF

  • 04-Nov: Carta de la Enfermería Española a los Consejeros de Sanidad de las CCAA

    Estimado Sr. Consejero:

    La Ley 44/2003, de Ordenación de las profesiones sanitarias, como norma que habilita para el ejercicio de una profesión sanitaria titulada, dedica parte de su Título I a definir con la requerida generalidad el ámbito funcional de cada una de las profesiones que incluye su ámbito de aplicación.
    En ocasiones, esta generalidad precisa de regulación complementaria más detallada sobre determinados aspectos esenciales para el pleno desarrollo de cada profesión, y para gestionar con la máxima agilidad los sucesivos actos asistenciales que distintos profesionales deben de realizar en aras a la mejor atención sanitaria al paciente.
    Es en este contexto de la colaboración profesional, como requisito ineludible para el correcto funcionamiento de un equipo multidisciplinar, donde la Administración sanitaria y los interlocutores de la enfermería hemos realizado importantes esfuerzos para cohonestar la realidad académica y profesional con la capacidad demostrada por todos los profesionales, sin obviar en ningún momento los límites infranqueables que marca la Ley 44/2003 para cada profesión sanitaria.
    Es importante recordar que en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, los máximos responsables de la sanidad pública autonómica manifestaron su apoyo unánime a favor de la habilitación de los profesionales de enfermería para indicar, usar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica como prevé la Ley, aceptándose condicionar el ejercicio de esta facultad por la profesión enfermera, a su previa acreditación -como certificación objetiva de la capacitación del profesional-, y a la existencia de protocolos y guías de
    práctica clínica y asistencial, debidamente elaborados por la Comisión que se creará al efecto y validados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
    El apoyo y confianza que los Consejeros mostraron en sucesivos Consejos Interterritoriales a la enfermería, fue esencial para reformar la entonces vigente Ley 29/2006, del Medicamento, lo cual ha sido refrendado legalmente de nuevo a través de la reciente publicación del Real Decreto-Legislativo 1/2015, de 24 de julio, el cual en su art. 79, y en armonía con la Ley 44/2003 y pleno respeto al consenso alcanzado en el Consejo Interterritorial, autoriza a los enfermeros a colaborar con autonomía y plenas garantías en la indicación, uso y autorización de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica, al tiempo que el Gobierno asume el compromiso de dictar la norma reglamentaria que desarrolle y haga efectivo esta previsión legal.
    Lamentablemente el Gobierno ha hecho el peor de los usos de esta habilitación, y de un modo totalmente inesperado, torticero, contrario a la buena fe y a la autoridad moral que está obligado a mantener, ha aprobado en el Consejo de Ministros del día 23 de octubre, un real decreto que en su art. 3 introduce modificaciones contrarias a la ley, al condicionar de forma tajante, en todo caso al criterio particular del médico y para todos los medicamentos sujetos a prescripción médica sin excepción, el ejercicio por parte de las/los enfermeras/os de una facultad para la que la ley sólo exige una acreditación y la aprobación de los correspondientes protocolos o guías de práctica clínica y asistencial, además de atribuir el posterior seguimiento de estas actuaciones al denominado profesional prescriptor. En definitiva, la redacción final dada al art. 3 del real decreto recientemente aprobado, refleja nítidamente la debilidad del Ministerio de Sanidad para hacer efectiva la postura favorable demostrada por las Consejerías de Sanidad, sin obviar la desconfianza que parece merecer al Gobierno la capacidad académica y profesional de las/os enfermeras/os, desconfianza que resulta predicable tanto a las líneas de actuación que la ley encomienda elaborar a las organizaciones
    colegiales y validar a la Dirección General de Salud Pública, como al criterio profesional vertido en cada acreditación que expida la Dirección General de Ordenación Profesional.
    Comprenderá que, ante esta situación, la enfermería no puede permanecer impasible y por ello esta reglamentación, además de la más firme de las condenas, merece una respuesta firme y unánime de la profesión enfermera.
    Es por ello que, en el marco de las acciones legales pertinentes, las organizaciones presentes en la Mesa de la Profesión Enfermera, SATSE y Consejo General de Enfermería, estamos informando a los enfermeros de lo ocurrido, y les hemos ofrecido nuestro respaldo para que den un paso firme a favor del protagonismo profesional que la ley les otorga, pero que el real decreto les niega.
    Así mismo y como no podría ser de otra manera, se le ha recomendado a cada uno de los profesionales de enfermería que no realicen ninguna actuación relativa a medicamentos sujetos a prescripción médica sin el estricto cumplimiento de las formalidades impuestas por el RD aprobado; esto es, sin el previo y preceptivo diagnóstico, receta médica debidamente cumplimentados y formalizados en los términos previstos por la ley y su normativa de desarrollo y previa indicación del protocolo a aplicar de forma individualizada, ya que lo contrario supondría una conducta del enfermero contraria a derecho, a su Código Deontológico y la asunción de una responsabilidad profesional que no les corresponde, con las pertinentes consecuencias ante un eventual daño que además no estará cubierto por la póliza de responsabilidad civil.
    Siendo ésta la situación, toda conducta de los profesionales de enfermería en el sentido apuntado no podrá merecer ningún tipo de amenaza, reproche o sanción. Así mismo, y en justa correspondencia, ningún enfermero podrá ser compelido a hacer lo que no puede hacer a tenor del reglamento recientemente aprobado, de la deontología profesional y del posicionamiento adoptado por el Gobierno.
    Le agradeceremos que acuse recibo de esta comunicación, y en su virtud, dicte las instrucciones precisas para que los órganos directores de los centros e instituciones sanitarias de su ámbito territorial, respeten la libre y legítima conducta de todos los enfermeros, quienes a partir de ahora actuarán conforme a lo previsto en el real decreto, por lo que no merecerán ningún tipo de reproche por someterse al amparo del mismo.
    Debemos manifestarle que lamentamos profundamente que la actuación del Gobierno de la Nación, a través de este RD, desencadene un problema asistencial que impedirá el normal funcionamiento de los servicios de salud, pero los enfermeros nos vemos en la obligación de actuar con arreglo a lo que determina nuestro ámbito competencial y la seguridad jurídica vinculada al mismo.
    Somos conscientes de que los Consejeros de Salud, como es su caso, será a quienes les corresponderá asumir la responsabilidad de resolver una situación creada por la falta de seriedad y de rigor del Gobierno de la Nación y del Ministerio de Sanidad.
    Es por ello que tenemos un especial interés en dejar constancia escrita de la gratitud que nos mereció y sigue mereciendo el apoyo que su Consejería mostró en favor de los enfermeros/as y del desarrollo exacto de la ley.
    Por último, y dada la importancia de las consecuencias que tendrá sobre la normalidad de la asistencia sanitaria la entrada en vigor del Real Decreto, cuando se publique en BOE, le solicitamos una reunión para tratar este asunto, lo antes posible.

    A la espera de sus noticias, reciba nuestro más cordial saludo.

    Máximo González Jurado: Presidente del Consejo Gral. de Enfermería
    Víctor Aznar Marcén : Presidente SATSE

    – Descargar la Carta de la enfermería española a los Consejeros de Sanidad de las CCAA en PDF

    • 30-Oct: La traición a la profesión tiene unas siglas, PP, y un nombre, Alfonso Alonso

      Carta de la Mesa de la Profesión a los 274.00 enfermeros españoles

      La Mesa de la Profesión Enfermera advierte a los profesionales de que podrán ser condenados por un delito de intrusismo profesional por culpa del nuevo Real Decreto del Gobierno del PP.
      Los profesionales enfermeros quedarán también fuera de la cobertura del seguro de responsabilidad civil profesional si realizan cualquier actividad sin la prescripción previa del médico.
      La Mesa pondrá a disposición de todos los enfermeros los mecanismos necesarios para que tengan la tranquilidad de que nadie les pueda a obligar a realizar actividades para las que no estén cubiertos jurídicamente.

      La Mesa de la Profesión Enfermera ha remitido una carta a los 274.000 enfermeros y enfermeras de España en el que les advierte de que podrán ser condenados por un delito de intrusismo profesional si continúan realizando alguna de las más de 1.500 actuaciones que, con la aprobación del nuevo Real Decreto de prescripción enfermera, deberán contar con indicación previa del médico.

      En la carta dirigida a los profesionales enfermeros, la Mesa les recuerda que, fruto de seis años de negociación y después de 90 borradores, el Gobierno del PP se había comprometido a aprobar un Real Decreto que iba a suponer un avance muy importante para el colectivo, y que cumplía lo establecido en la Ley del Medicamento, pero que, en el último momento, decidió cambiar su artículo 3, alterando el texto original para satisfacer los intereses del organizaciones médicas trasnochadas y con intereses corporativistas y ultraconservadores.

      En la práctica, el cambio realizado supone que ningún enfermero podrá usar, indicar, ni autorizar la dispensación de cualquier medicamento sujeto a prescripción médica, si antes no tienen una prescripción del médico, previo establecimiento del diagnóstico médico y asignación de protocolo o guía.

      Así, por ejemplo, los enfermeros no podrán administrar la vacuna de la gripe si previamente no existe una prescripción del médico y una determinación del protocolo a seguir. De lo contrario, el profesional enfermero estará realizando una actividad que es competencia de otro profesional (según lo establecido en el Real Decreto) o lo que es lo mismo, estará cometiendo intrusismo profesional, tipificado como delito penal.

      En la misiva, firmada por los presidentes del Consejo General de enfermería, Máximo González Jurado, y del Sindicato de Enfermería, SATSE, Víctor Aznar, también se les explica que si realizan cualquier actividad sin la prescripción previa del médico quedarán fuera de la cobertura de seguro de responsabilidad civil profesional.

      Otro de los aspectos que aclara la carta es que en el nuevo redactado del Real Decreto se establece que el médico debe hacer el seguimiento del paciente y si existe una reacción o cualquier problema, deberá ser él quien valore al paciente en pro de la seguridad del proceso.

      “El Gobierno del Partido Popular nos ha conducido a una situación, no igual, sino mucho peor que la anterior a la aprobación de la nueva Ley del medicamento. Una situación en la que los enfermeros trabajábamos al servicio de los médicos y no al servicio de la sociedad”, apuntan los presidentes de SATSE y el Consejo General de Enfermería.

      Desde la Mesa de la Profesión Enfermera se asegura a todos los enfermeros y enfermeras que pondrán a su disposición todos los mecanismos necesarios para que tengan la tranquilidad de que nadie les pueda a obligar a realizar actividades para las que no estén cubiertos jurídicamente.

      El envío de esta carta a los profesionales es una más de las acciones y medidas previstas por la Mesa de la Profesión Enfermera para intentar solucionar la situación creada por la “deslealtad, engaño y traición” del Gobierno del Partido Popular hacia la profesión enfermera, y de las cuales se irá informando puntualmente al colectivo y a la opinión pública.

      • 29-Oct: Alfonso Alonso se ha convertido en ministro de los médicos

        ®  El ministro de Sanidad quiere recuperar normas preconstitucionales y que los médicos puedan “hacer negocio” y lucrarse más económicamente, según la Mesa de la Profesión Enfermera.
        ®  Los profesionales de Enfermería están sobradamente preparados para coordinar las Unidades de Gestión Clínica y los centros de Atención Primaria.
        ®  Alonso y los médicos quieren “saltarse a la torera” la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), primando intereses particulares en lugar del bien común de usuarios y pacientes.

         

        La Mesa de la Profesión Enfermera asegura que el acercamiento de posturas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con el Foro de la Profesión Médica respecto al Real Decreto que regulará el funcionamiento de las Unidades de Gestión Clínica, supone un nuevo ejemplo de que su titular, Alfonso Alonso, ha traicionado a la Enfermería y se ha convertido “en el ministro de los médicos”.

        El Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE, señalan que Alfonso Alonso pretende, al final de la legislatura, recuperar normas preconstitucionales, que “permitan a los médicos el traslado de sus consultas privadas a los centros públicos y que, de esta forma, puedan utilizar recursos del Sistema Nacional de Salud (realización de pruebas diagnósticas…) para lucrarse más económicamente”.

        Ambas organizaciones reiteran que, si se aprueba el Real Decreto en los términos que quieren los médicos, Alonso se volverá a encontrar en frente a la Enfermería, apuntando que constituye un claro ataque a la profesión cuando esta tiene preparación más que de sobra para poder coordinar la unidades de gestión clínica y los centros de Atención Primaria.

        Al respecto, la Mesa de la Profesión Enfermera recuerda que los profesionales enfermeros de nuestro país ya son Grado y que, en el caso de los especialistas, cuentan con seis años de formación universitaria, al igual que otras profesiones.

        Asimismo, desde la Mesa se indica que el ministro de Sanidad, en connivencia con los médicos, quiere “saltarse a la torera” la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) que establece las relaciones entre los profesionales de nuestro país. Añade, al respecto, que “nadie es propietario de la asistencia sanitaria” y que en ninguna normativa previa existente se establece que tiene que ser el médico el que lidere las UGC.

        Por último, SATSE y el CGE apuntan que, después del engaño y desprecio demostrado a la profesión enfermera con la aprobación del Real Decreto que desarrolla la prescripción enfermera, cada vez está más claro que el Gobierno del Partido Popular sólo quiere contentar a un determinado grupo ultraconservador de votantes de cara a las elecciones del 20 de diciembre, en lugar de pensar en el interés común de los usuarios y los pacientes.

      • 28-Oct: Mesa de la Profesión Enfermera: Presentación del Calendario de acciones

        “Si las enfermeras vacunan cuando se publique el Real Decreto de prescripción enfermera en el BOE sin que el médico haya determinado previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo a seguir, estarán cometiendo un acto ilegal”. Así de contundente se ha mostrado el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, durante la presentación del calendario de acciones que va a poner en marcha la Mesa de la Profesión Enfermera (CGE Y SATSE) tras la “traición y el desprecio del Gobierno del Partido Popular con la profesión al modificar con alevosía y nocturnidad el artículo 3 de la norma”.

        Este cambio de última hora supondrá un grave trastorno en el normal funcionamiento del sistema sanitario, ya que hay numerosas acciones que venían realizando los enfermeros hasta ahora de forma autónoma para garantizar la continuidad de los cuidados y agilizar la toma de decisiones respecto al proceso de salud del paciente y en cuanto el decreto se publique en el BOE estas acciones pasarán a ser ilegales.

        “Con la aprobación de este real decreto es el propio Gobierno del Partido Popular el que ha convocado una huelga competencial de la enfermería en todo el sistema sanitario, ya que la nueva norma nos impide el uso cotidiano de medicamentos en beneficio de la salud de los pacientes”, ha explicado el presidente de SATSE, Víctor Aznar.

        En este sentido, González Jurado ha querido dejar claro que “este real decreto prohíbe la indicación y el uso de los medicamentos a las enfermeras, por lo que las que utilicen un fármaco sin el diagnóstico y la prescripción de un médico está cometiendo un delito penal”.

        Ante esta situación, el presidente del CGE ha afirmado que “a decisiones políticas tiene que haber respuestas políticas” y ha recordado que la enfermería puede llegar a mover un millón de votos. “Vamos a explicar muy claramente a las 274.000 enfermeras de España, los 50.000 estudiantes y a sus familiares la felonía del Gobierno del Partido Popular”. Igual de tajante ha sido Víctor Aznar, que ha dado por roto todas las negociaciones con ellos. “No nos vamos a reunir nunca más con este Gobierno”, ha puntualizado.

        Así, la Mesa de la Profesión Enfermera ha presentado el calendario de acciones que va a poner en marcha de manera inmediata tras la traición y el desprecio del Gobierno del Partido Popular con la Enfermería. Se trata de una respuesta que engloba actuaciones jurídicas, políticas, administrativas, informativas y de sensibilización social.

        Los presidentes del Consejo General de Enfermería, y del Sindicato de Enfermería, SATSE, Máximo González Jurado, y Víctor Aznar, respectivamente, han asegurado que, tras la publicación en el BOE del nuevo redactado ilícito del RD, va a ser el propio Gobierno quien convoque la huelga competencial en todo el sistema sanitario, ya que éste impide a las enfermeras el uso cotidiano de medicamentos en beneficio de la salud de los pacientes.

        La Mesa de la Profesión Enfermera ha asegurado que, tras el engaño y la actitud de menosprecio y humillación demostrada hacia los más de 274.000 profesionales enfermeros de nuestro país, el Gobierno ha declarado a la Enfermería “profesión non grata”. En contraposición a esta ofensa del Partido Popular, los presidentes de ambas organizaciones han informado de que van a pedir el respaldo de la profesión para declarar al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, “persona non grata”.

        La Mesa de la Profesión Enfermera ha reiterado que el Real Decreto aprobado por el Gobierno del PP supondrá graves perjuicios para la atención sanitaria. Por ello, una de sus prioridades será informar a los usuarios y pacientes para que tengan claro que el único culpable de la situación que se va a desencadenar en el sistema sanitario, cuando las enfermeras deban ajustarse de forma estricta al texto del RD, es un Ejecutivo ajeno a la realidad sanitaria y asistencial que sólo está obsesionado con la idea de no enemistarse con colectivos afines a su ideología ultraconservadora, y no perder así ni un solo voto de derechas.

        El calendario inicial de acciones enumerado por los responsables de las organizaciones que conforman la Mesa de la Profesión Enfermera es:

        Acciones administrativas y políticas:
        • Reuniones con los diferentes partidos políticos que concurren a las elecciones generales del 20 de diciembre, para informar a sus líderes de la situación y pedir su apoyo para un futuro cambio de la norma. El lunes 26, la Mesa Enfermera se reunió con el PSOE; mañana, jueves 28, se reúne con Ciudadanos y ya está pedida una entrevista con Podemos, Izquierda Unida y el resto de fuerzas políticas del arco parlamentario.
        • Envío de una carta a los consejeros de Sanidad de todas las CC.AA., informando de las graves consecuencias que supone la modificación del artículo 3 del Real Decreto para el normal funcionamiento de la sanidad que gestionan, y solicitud de una reunión urgente para abordar conjuntamente la situación.
        • Remisión de un escrito oficial a los gerentes de los servicios de salud de las diferentes comunidades autónomas, comunicándoles que, desde la publicación del Real Decreto, los profesionales enfermeros se ven en la obligación de dejar de realizar el uso e indicación de medicamentos en su práctica diaria si previamente no se ha producido, por parte del médico, el diagnóstico, la prescripción y la selección del protocolo a seguir.
        Acciones jurídicas:
        • Encargo a un equipo de prestigiosos penalistas de la presentación de una querella criminal ante el Tribunal Supremo contra el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso.
        • Interposición de un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo solicitando la suspensión cautelar del Real Decreto por nulidad de pleno derecho, en lo referido a su artículo 3, que regula el ámbito de las actuaciones con los medicamentos sujetos a prescripción médica.
        • Puesta a disposición de todos los profesionales de Enfermería de un escrito para ejercer su Derecho de Petición ante el Gobierno, informándole de la responsabilidad patrimonial en la que podría incurrir al no permitir el ejercicio efectivo de una competencia establecida en la Ley para su pleno desarrollo profesional.
        • Coordinación de todas las asesorías jurídicas que ambas organizaciones tienen en todo el Estado para consensuar y unificar criterios.
        Acciones informativas y de sensibilización social:
        • Puesta en marcha de una campaña informativa a usuarios y pacientes para explicarles por qué las enfermeras no van a poder atenderles como han venido haciendo hasta ahora.
        • Reuniones con las diferentes asociaciones de pacientes para establecer alianzas en la reivindicación de un marco legal que garantice la seguridad de los usuarios y profesionales.
        • Desarrollo de una campaña de información y sensibilización con los profesionales enfermeros, dotándoles de los argumentos jurídicos y deontológicos necesarios para poder actuar con plenas garantías.
        • Ya hemos iniciado reuniones con los estudiantes de enfermería de cara a movilizar a los más de 50.000 futuros profesionales que estudian en este momento la carrera.
        • Realización de Jornadas de Responsabilidad Civil en todos los centros sanitarios para concienciar a los profesionales enfermeros de las graves repercusiones que va a tener en su práctica diaria la entrada en vigor del mencionado Real Decreto.
        • Además de estas acciones, la Mesa de la Profesión Enfermera organizará una Cumbre Enfermera, que reunirá a miles de profesionales de todo el país, para demandar conjuntamente al nuevo Gobierno el cambio de la norma, así como una multitudinaria manifestación con el mismo objetivo.
        • La Mesa de la Profesión Enfermera estima que todas estas acciones implicaran a más de un millón de personas con derecho a voto en España (profesionales, estudiantes y familiares) y ha mostrado su plena seguridad de que la fechoría realizada por el Gobierno del PP va a pasarle una factura sin precedentes.

        pdfIr a declaraciones de Máximo González Jurado (Consejo Gral Enfermería) y Victor Aznar (SATSE) en la rueda de prensa celebrada el 20-oct sobre la prescripción enfermera aparecidas en Sanifax

      • 26-Oct: La enfermería española diseña el calendario de acciones ante la insostenible involución provocada por el Gobierno del PP contra la Profesión

        Tras la aprobación el pasado viernes del Real Decreto de prescripción enfermera por el Consejo de Ministros y el rechazo de la profesión a esta norma, el comité de crisis, constituido por el Consejo General de Enfermería y el sindicato de enfermería, SATSE, ha ultimado hoy el calendario de acciones que pretende poner en marcha de manera inmediata “ante la traición y engaño que ha supuesto para la profesión enfermera española la modificación del artículo 3 del Real Decreto que regula la prescripción enfermera”, tal y como han informado desde la Organización Colegial.

        Las estrategias y el calendario de acciones a realizar serán refrendadas mañana, martes, 27 de octubre, por la tarde, en una reunión de los presidentes del CGE, Máximo González Jurado, y, del SATSE, Víctor Aznar, y se presentarán oficialmente el próximo miércoles.

        Cabe recordar que, tal y como afirmaron los representantes enfermeros, “en el último momento, con nocturnidad y alevosía, el Ministerio de Sanidad modificó ilícitamente el texto original del decreto que ya había sido pactado con la profesión Enfermera, aprobado por unanimidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y dictaminado favorablemente por el Consejo de Estado, máximo órgano consultivo del Estado español”.

        De esta forma, el Ministerio de Sanidad optaba por llevar al Consejo de Ministros un nuevo redactado concebido a espaldas de la enfermería y que altera el fondo del texto original hasta el punto de agravar aun más la inseguridad jurídica de los profesionales y que puede generar un caos asistencial sin precedentes en la historia de la sanidad.

      • 24-Oct: Ejemplos de prescripción enfermera que a partir de ahora pasarían a ser delito de intrusismo

        Ejemplos de decisiones cotidianas de la enfermería en materia de fármacos y cómo puede afectar los cambios en el RD en el normal funcionamiento del sistema sanitario
         

        Los enfermeros y enfermeras se ven obligados diariamente a tomar múltiples decisiones respecto a medicamentos sin contar con la seguridad jurídica necesaria. No en vano, en todos los ámbitos donde los enfermeros desarrollan su trabajo, ya sea en hospitales, atención primaria, instituciones penitenciarias, ambulancias, residencias, servicios de salud laboral… etc., la prescripción enfermera supone una herramienta fundamental para garantizar la continuidad de los cuidados y agilizar la toma de decisión respecto al proceso de salud del paciente, aspectos que inciden directamente en la optimización y coordinación de los recursos del Sistema Nacional de Salud y en la seguridad del paciente.

        Así, por ejemplo, los enfermeros prescriben cuando:

        1. Cuando administran una vacuna al paciente después de realizarle una valoración clínica. Este ejemplo es aplicable tanto a la vacunas pediátricas (Difteria, Tos Ferina, Tétanos, Hepatitis B, etc.) como a las vacunas de adulto (gripe, tétanos y difteria, meningococo C, vacunas del viajero…).
        2. Cuando las matronas (que son enfermeras especialistas) gestionan un parto de forma autónoma prescriben diversos medicamentos, por ejemplo, cuando nada más llegar al hospital le administran oxitocina a la parturienta.
        3. Cuando utilizan cremas –a veces con antibióticos– o apósitos medicamentosos para curar heridas, quemaduras o ulceras por presión.
        4. Cuando regulan la medicación a los pacientes crónicos en las consultas de enfermería, por ejemplo, en el caso de los diabéticos o los pacientes anticoagulados.
        5. En casos de asistencia de equipos de urgencia (donde a menudo no viaja un médico), o las unidades de cuidados críticos donde el tiempo de reacción es crucial para salvar vidas, en estos supuestos a menudo hay situaciones donde la vida del paciente depende de la decisión inmediata de la enfermera y un solo minuto puede ser la diferencia entre la vida o la muerte.
        6. En los hospitales, cuando las enfermeras administran heparina – medicamento sujeto a prescripción médica- para evitar la coagulación de la sangre en las vías que están puestas pero no abiertas.
        7. En todos aquellos servicios donde no hay médicos en plantilla de forma permanente: en empresas, escuelas, en ambulancias, en el ámbito militar… ¿debe esperar la enfermera a tener un diagnostico y una prescripción médica en los casos de urgencia?

        Estas son sólo algunas de las más de 1.500 actuaciones registradas por la Mesa de la Profesión Enfermera, en las que estos profesionales ya están prescribiendo medicamentos. Sin embargo, con el nuevo redactado del artículo 3, procedimientos gestionados directamente por la enfermería pasarían a ser ilegales y, de seguir haciéndose así, los profesionales enfermeros estarían incurriendo en delitos de intrusismo profesional. A partir de ahora, el nuevo texto obligará a que cada paciente acuda al médico que deberá hacerle “previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo a seguir” de forma individualizada. El caso de las vacunas es muy ilustrativo, pues la profesión enfermera en ningún caso se negará a administrar la vacuna, pero deberá siempre comprobar que cada paciente ha pasado previamente por el médico obligando a retrasar considerablemente el proceso sanitario lo que podría provocar su colapso. Lo mismo puede repetirse en muchos procesos como los anteriormente descritos, pero en el caso de las vacunas, con la campaña de la gripe en el horizonte, los cambios introducidos por el ejecutivo pueden dar lugar a un grave perjuicio para el paciente y el sistema en su conjunto. 

         

      • 23-Oct: Traición del Gobierno a la Enfermería. (Circular a Presidentes y Decreto)

        CIRCULAR Nº 34/2015
        Para: Ilmos. Sres. Presidentes de Colegios Oficiales de Enfermería
        De: Secretaría General del Consejo General de Colegios de Enfermería de España.
        Fecha: 23-10-2015
        Asunto: TRAICIÓN SIN PRECEDENTES DEL GOBIERNO Y EL PARTIDO POPULAR A LA ENFERMERÍA ESPAÑOLA

        Hace tan solo unas horas hemos conocido, en conexión directa con el Palacio de la Moncloa y por llamada telefónica del Secretario General de Sanidad, Dr. Rubén Moreno Palanqués, a nuestro Presidente, la aprobación, por parte del Gobierno del Partido Popular del Real Decreto por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros.

        Han sido seis años de intensísimo trabajo, tras la aprobación, por unanimidad, de la Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios en el mes de diciembre del año 2009. Seis años para regular lo que, en palabras del propio portavoz parlamentario del Partido Popular, D. Mario Mingo, había de ser la nueva competencia “prescriptora” de los enfermeros y enfermeras españoles. Seis años de arduo trabajo, con resultados excelentes que, en el día de hoy, han sido ultrajados por un Gobierno del Partido Popular entregado sin resistencias de ningún tipo, a los imperativos del ala más ultraderechista de la clase médica y de sus intereses corporativos.

        Ese trabajo que otorgaba calidad, seguridad clínica a los pacientes y seguridad jurídica a 270.000 enfermeros ha sido seriamente desnaturalizado y severamente violentado por un Gobierno que, como el del Partido Popular, había mostrado ya su reiterada tendencia a la traición y oposición al desarrollo de la profesión enfermera.

        De forma inesperada, parcial, oscura, con autentico dolo, alevosía y engaño, el Ministerio de Sanidad ha vulnerado un principio democrático esencial como lo es el respeto a las leyes aprobadas en el Parlamento y el consiguiente respeto, en su desarrollo, a las normas de transparencia y procedimiento administrativo que se acompañan. Y lo ha hecho introduciendo, de motu propio y sin ni siquiera tener la “vergüenza política e institucional” de advertirlo a los representantes de la Mesa Estatal de la Profesión en la reunión mantenida 48 horas antes con el propio Ministro, una serie de “añadidos” en su artículo tercero que desvirtúan, sobrepasan y presuntamente vulneran el espíritu y la letra de la ley aprobada unánimemente en el Parlamento español.

        El nivel de consenso alcanzado alrededor de los protocolos y guías que hicieran posible la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos que requieren receta médica se ha destruido unilateralmente por el Gobierno en esa redacción del artículo tercero que no solo no resuelve los problemas anteriores a la aprobación de la ley sino que los agrava. Diríamos de forma “popular” que “para ese viaje no hacían falta estas alforjas”….

        Esta sorpresa -sino “verdadero golpe de mano” -posterior a toda la tramitación preceptiva del Real Decreto, incluido el dictamen favorable del máximo órgano de consulta del Estado obedece, en exclusiva, a la presión de ese sector médico de la derecha extrema para quien parece gobernar, en exclusiva, este Gobierno del Partido Popular y, muy en especial, su Ministerio de Sanidad.

        No nos sorprende por lo tanto que, a día de hoy, entre otras insensateces de este Gobierno en relación con la Enfermería española, aún no se haya aprobado la correspondencia de nuestro título con el correspondiente de Grado tal y como –también habíamos negociado seria y confiadamente con este desacreditado Gobierno. Cuestión ésta que deseamos y exigimos se resuelva de inmediato en evitación de daños aún mayores a los que ya nos conduce esta desleal actitud de nuestros responsables políticos.

        Como Organización Profesional y en absoluta sintonía con el Sindicato SATSE manifestamos nuestro radical rechazo a este nuevo e imprevisto texto del artículo tercero que, sorprendentemente y, presumimos que también, ilegalmente, se ha añadido al magnifico Proyecto aprobado unánimemente por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional y oídos todos aquellos que se han expresado en el preceptivo trámite de audiencia así como el dictamen del ya mencionado Consejo de Estado. Eslabones de un itinerario democrático que, al parecer, pueden ser sustituidos –sin mayor explicación- por aquellos que realmente marcan las políticas del Partido Popular: las clases dominantes, en este caso, pertenecientes al caduco modelo médico hegemónico.

        Lamentablemente esta -muy equivocada decisión- deja a los pies de los caballos al conjunto de la ciudadanía, a los pacientes y a los magníficos y respetados médicos con los que, en el día a día, las enfermeras y enfermeros españoles, han construido y siguen manteniendo con su esfuerzo, sentido de la ética y voluntad de trabajo en equipo ese nivel de atención sanitaria del que luego hacen gala aquellos que, como ese sector ultramontano residual en perfecta sintonía con el Gobierno del Partido Popular, se obstinan en destruirlo.

        No lo van a conseguir. Se ha trabajado demasiado, primero para aprobar una ley en el Parlamento con el voto favorable de todos los grupos parlamentarios. Se ha trabajado muy intensamente en los seis años sucesivos. En unos días recibirán el video demostrativo del compromiso público con la “prescripción enfermera”, tanto del propio Presidente del Gobierno como de Dª. Ana Pastor, Dª. Ana Mato y D. Alfonso Alonso.

        A esta circular adjuntamos el texto que tuvo entrada en la Comisión de Subsecretarios y el texto aprobado definitivamente tras ese “golpe de mano” del Gobierno del Partido Popular.

        Han sido –reiteramos- seis años y 90 sucesivas redacciones del texto hasta concluir en un Proyecto unánimemente consensuando –reiteramos- por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, el dictamen favorable del Consejo de Estado y el propio Ministerio de Sanidad. ¡No!, no lo van a conseguir!

        Desde este momento se ponen en marcha toda clase de acciones profesionales, jurídicas, judiciales, políticas, electorales y mediáticas, tanto a nivel nacional como europeo e internacional, al objeto de devolver a la profesión enfermera y a todos y cada uno de sus 270.000 integrantes, no solo la competencia prescriptora relativa al medicamento sujeto a prescripción médica que les corresponde –cercenada hoy- por la intervención dolosa y unilateral de este Gobierno sino, y sobre todo, para devolverles la dignidad que, con este motivo, han tratado de sustraernos tras la acción denigrante y humillante llevada a cabo en el día de hoy por el Gobierno del Partido Popular.

        pdf

        Descargar Circular en PDF

        Texto del Real Decreto de Prescripción Enfermera pactado con la Mesa de la Profesión Enfermera 06/10/15

        Texto del Real Decreto de Prescripción Enfermera aprobado en el Consejo de Ministros (con las exigencias de los médicos) 

        Comparativa de ambos textos normativos

      Documentos disponibles para la descarga (.pdf):

      – Informe jurídico analizando el escrito del la Dirección Gerencia del SAS.

      -NUEVO Escrito a presentar por los profesionales de enfermería a la Gerencia del Centro, actualizado tras el Comunicado de la Dirección Gerencia del SAS. (Descargar)

      -Ver Real Decreto en BOE

      – Carta de la Mesa de la Profesión Enfermera a los Presidentes Autonómicos en PDF

      – Carta de la enfermería española a los Consejeros de Sanidad de las CCAA

      – Ejemplos de decisiones cotidianas en materia de fármacos

      – Artículo 79. La receta médica y la prescripción hospitalaria en Real Decreto Legislativo 1/2015 (Ley del Medicamento)

      – Diferencias entre el Decreto Pactado por la Mesa de la Profesión y el Ministerio y el Aprobado en el Consejo de Ministros

      – Comunicado rueda de prensa tras la aprobación en Consejo de Ministros del Real Decreto 23-Oct

      Enfermería nunca olvidará la traición del PP Así es la trama del PP

      MesaProf